Economía

Descifran código y compiten con bancos

Eliminan grandes firmas al intermediario financiero para ofrecer a clientes servicios de banca

Agencia Reforma

domingo, 19 septiembre 2021 | 06:00

Internet

Nueva York– Grandes marcas mundiales, desde Mercedes y Amazon hasta IKEA y Walmart, están eliminando al intermediario financiero tradicional e incorporando software de empresas tecnológicas para ofrecer a los clientes todo tipo de servicios, desde banca y crédito hasta seguros.

Para las instituciones financieras tradicionales, las señales de advertencia son intermitentes.

Las llamadas finanzas integradas –un término elegante para referirse a las empresas que incorporan software para ofrecer servicios financieros– significan que Amazon puede permitir a los clientes “comprar ahora y pagar después” y que los conductores de Mercedes pueden hacer que sus autos paguen el combustible.

Sin duda, los bancos siguen estando detrás de la mayor parte de las transacciones, pero inversionistas y analistas afirman que el riesgo para los prestamistas tradicionales es que se alejen aún más de la parte pública de la cadena de financiación.

Y eso significa que estarán más alejados de las montañas de datos que otros están acaparando sobre las preferencias y comportamientos de sus clientes, datos que podrían ser cruciales para darles una ventaja sobre los bancos en los servicios financieros.

“Los servicios financieros integrados llevan el concepto de venta cruzada a nuevas cotas. Se trata de programas que se basan en la relación entre el consumidor y la empresa”, dijo Matt Harris, socio de Bain Capital Ventures.

“Significa que todo el menor riesgo va a ir a parar a estas empresas integradas que saben tanto sobre sus clientes y lo que sobra irá a parar a los bancos y las aseguradora”.

Por ahora, muchas áreas de las finanzas integradas apenas están haciendo mella en el dominio de los bancos y, aunque algunos advenedizos tienen licencias para ofrecer servicios regulados, como préstamos, carecen de la escala y los grandes fondos de financiación de los principales bancos.

Pero si las empresas de tecnología financiera, o fintechs, pueden igualar su éxito en arrebatar una parte de los pagos digitales a los bancos –y aumentar sus valoraciones en el proceso–, los prestamistas podrían tener que responder, dicen analistas.

Ahora la atención se está centrando en los créditos, así como en los prestamistas completamente digitales con una variedad de productos que las empresas pueden elegir e integrar en sus procesos.

En lo que va de año, los inversionistas han volcado 4 mil 250 millones de dólares en startups de finanzas integradas, casi el triple que en 2020, según datos facilitados a Reuters por PitchBook.

A la cabeza está la firma sueca de “BNPL (compra ahora y paga después) Klarna, que consiguió mil 900 millones de dólares.

“Los grandes bancos y aseguradoras saldrán perdiendo si no actúan con rapidez y resuelven dónde jugar en este mercado”, comentó Simon Torrance, fundador de Embedded Finance & Super App Strategies.

Otras minoristas han anunciado este año planes de expansión a los servicios financieros.

En enero, Walmart puso en marcha una startup de tecnología financiera con la empresa de inversión Ribbit Capital para desarrollar productos financieros para sus empleados y clientes, mientras que IKEA adquirió una participación minoritaria en la empresa BNPL Jifiti el mes pasado.

Fabricantes de automóviles como Audi de Volkswagen y Jaguar Land Rover de Tata han experimentado con la incorporación de tecnología de pago en sus vehículos, al igual que Mercedes, de Daimler.

Los reguladores también podrían limitar los grandes avances en las finanzas de empresas de otros sectores.

Funcionarios del Banco de Pagos Internacionales advirtieron el mes pasado a los organismos de control que debían hacer frente a la creciente influencia de las empresas tecnológicas en las finanzas.

El analista de Forrester, Jacob Morgan, dijo que los bancos tienen que decidir dónde quieren estar en la cadena de financiación.

Citigroup se ha asociado con Google para las cuentas bancarias, Goldman Sachs está proporcionando tarjetas de crédito para Apple y JPMorgan está comprando el 75 por ciento del negocio de pagos de Volkswagen y planea expandirse a otras industrias.

close
search