Conexión natural

Mineral del Chico, en Hidalgo, ofrece boscosos paisajes para olvidarse de la ciudad

Agencia Reforma
martes, 16 abril 2019 | 12:29

Despertar en una cabaña, en medio del bosque, en un lugar en el que apenas en ciertos puntos hay una débil señal telefónica, podría ser una fantasía realizable para muchos oficinistas que anhelan romper con su rutina.

Respirar aire fresco, contemplar las montañas, pescar una trucha para comer, caminar entre árboles y admirar las estrellas son sólo algunas de las pequeñas grandes experiencias que ofrece Mineral del Chico, en Hidalgo, que se ubica a poco más de dos horas en automóvil desde la Ciudad de México.

Al llegar al municipio es posible percibir, desde casi cualquier punto, un alto grupo de formaciones rocosas conocido como Las Monjas. Se aconseja rentar una cabaña con balcón para ver desde la habitación cómo los primeros rayos del día las iluminan.

En el centro de este Pueblo Mágico, en el que parece que el tiempo se detiene, se puede contemplar su antigua iglesia amarilla, su fuente y quiosco, y el palacio municipal. Esta zona es buen lugar para comer, desayunar, cenar o tomar un café en sus contados establecimientos.

Las cabañas con mejores vistas se encuentran a unos 20 minutos del centro, en la Comunidad de La Presa, enclavadas en el verdor del lugar.

Ahí hay operadores turísticos que ofrecen recorridos guiados en motoneta, circuitos de ciclismo de montaña y de senderismo.

Para los más aventureros, practicar rappel, deslizarse en tirolesa o cruzar puentes colgantes es la opción.

En los alrededores se encuentra la Presa el Cedral, en el Parque Nacional el Chico, en donde es posible dar un tranquilo paseo en lancha de pedales.

www.hgoadventures.mx

www.mineraldelchico.com.mx/que-visitar/