Tecnología

¿Puede un reloj inteligente salvar tu vida?

Los dispositivos pueden alertar al usuario sobre un latido cardíaco irregular, pero no todas las irregularidades son peligrosas

The New York Times

lunes, 26 julio 2021 | 12:44

Tomada de internet | Reloj inteligente
Nueva York— Un sábado reciente, mi madre de 87 años se sentía un poco mareada, por lo que presionó un botón en el costado de su reloj Apple para revelar su electrocardiograma, una grabación del ritmo eléctrico de su corazón. Treinta segundos después, aparecieron tres mensajes en la pantalla del reloj. Uno mostró los característicos picos en zigzag del electrocardiograma. El segundo reveló que su frecuencia cardíaca, generalmente de 80 latidos por minuto, se redujo a solo 40. El tercero dijo que los resultados eran "inconclusos", con el consejo: "Llame a su médico".

Mi madre es una octogenaria resistente. Camina alrededor de kilómetro y medio todos los días, hace ejercicio con un entrenador (actualmente a través de Zoom) tres veces a la semana y, como solía decir, hace planks casi tan bien como su exhermana de la hermandad de mujeres, la fallecida Ruth Bader Ginsburg.

Después de dejar un mensaje en el consultorio de su médico, llamó a mi hermano, un médico que vive cerca, y le dijo que estaba exhausta y que "simplemente no se sentía bien". Se acercó de inmediato y la llevó a la sala de emergencias.

Allí, el electrocardiograma del hospital, que proporciona una lectura más detallada que el reloj, mostró que las señales eléctricas en la parte superior del corazón no se transmitían correctamente a la parte inferior. Su corazón latía, pero demasiado lento. El personal la llevó rápidamente a la unidad de cuidados cardíacos, donde los médicos le implantaron un marcapasos a la mañana siguiente.

Cuando llamó a una amiga de toda la vida para contarle la historia, la amiga respondió que también había tenido un susto reciente con el reloj inteligente: su frecuencia cardíaca estaba por las nubes, llegando a 182. Su médico le pidió que usara un monitor Holter, un Dispositivo de electrocardiograma portátil que monitorea el ritmo cardíaco de forma continua, durante cuatro días, y le aconseja que lleve un diario de los síntomas, como dolor en el pecho o latidos cardíacos intermitentes. Ella no notó ningún síntoma, y el informe del dispositivo Holter reveló que todo estaba bien.

La llegada de los relojes inteligentes que reportan la fisiología del corazón emociona y preocupa a los médicos. Además de Apple, varias empresas fabrican monitores de electrocardiograma portátiles para uso doméstico, como Samsung, Withings, Fitbit y AliveCor. Y para cada historia como la de mi madre, en la que una advertencia lleva a la colocación de un marcapasos que podría salvarle la vida, hay muchas más como la de su amiga, en la que variaciones menores en los latidos del corazón conducen a revisiones innecesarias, tratamientos con efectos secundarios de riesgo y mucha ansiedad innecesaria.

Entonces, ¿valen la pena estos relojes?

Se carece de evidencia concluyente sobre su precisión y rentabilidad, aunque un estudio patrocinado por Apple de 2019, publicado en The New England Journal of Medicine, sugirió que pueden ayudar a detectar algunos tipos de ritmos cardíacos anormales, particularmente en los ancianos. Se están realizando una gran cantidad de estudios adicionales, incluidos algunos para evaluar si un reloj inteligente realmente puede ayudar a salvar vidas o si las medidas de movilidad, como el recuento de pasos, conducen a menos ataques cardíacos y hospitalizaciones.

La mayoría de estos relojes de electrocardiogramas para el hogar están diseñados para registrar la frecuencia cardíaca y detectar la fibrilación auricular, el ritmo cardíaco irregular más común, que afecta hasta a seis millones de estadounidenses. La A-fib, como se le llama, aumenta el riesgo de accidentes cerebrovasculares, lo que provoca 150 mil muertes y 450 mil hospitalizaciones al año. Pero los médicos dicen que muchas personas tienen latidos cardíacos irregulares de vez en cuando que no tienen implicaciones clínicas.

Como muchas tecnologías nuevas que descubren cosas en el cuerpo que los médicos aún no comprenden completamente, estos dispositivos pueden alertar al usuario sobre un latido cardíaco irregular, pero no todas las irregularidades son peligrosas. “Es como si acabáramos de inventar el microscopio y estuviéramos viendo microorganismos y no supiéramos qué son”, dijo el doctor Harlan Krumholz, director del Centro de Investigación y Evaluación de Resultados en Yale. "Estamos viendo cosas y no estamos seguros si denota un riesgo adicional".

La mayoría de los relojes esperan para enviar una alerta hasta que haya habido alrededor de cinco latidos anormales dentro de una hora más o menos, en lugar de después de cada ritmo alterado. Aun así, eso no significa que la anomalía sea peligrosa.

close
search