Tecnología

¿Quieres tomar mejores fotos de tus viajes? Piensa como un pintor de paisajes

Sus ojos han sido entrenados para buscar el horizonte, leer la luz y comprender las variaciones sutiles del clima

Agencias

jueves, 01 julio 2021 | 13:45

Tomada de internet | Imagen ilustrativa

La tierra no exige su atención como lo hacen las vallas publicitarias, los semáforos o las personas con sus ropas brillantes y pensamientos privados. Los paisajes no son estáticos, pero no se mueven tan rápido como el resto de nuestro mundo. Incluso los paisajes urbanos, con sus omnipresentes demoliciones y construcciones, son el telón de fondo de la mayor parte del arte que consumimos, desde películas hasta fotografías. Pero si te detienes y te concentras, como hacen los pintores de paisajes, hay profundidad en el mundo que nos rodea e historias que se desarrollan en el follaje, el suelo, incluso en la basura, publicó National Geographic.

Los paisajistas ven el mundo de manera diferente a la mayoría de los viajeros. Sus ojos han sido entrenados para buscar el horizonte, leer la luz y comprender las variaciones sutiles del clima.

Es parte del trabajo, explica el pintor Timothy Wilson. Durante los últimos dos años, ha estado trabajando en una serie de imágenes inspiradas en los paisajes de Maine Coast Heritage Trust. Ha visitado más de una docena de las reservas naturales de la fundación en la costa de Maine, pintando en acantilados, islas, pantanos y ciénagas, incluso desde el asiento de su kayak.

Experimenta los parques como lo haría cualquier viajero, con los ojos abiertos a la maravilla del paisaje accidentado. Pero en lugar de tomar una foto para Instagram, Wilson se detiene y coloca un caballete. "Me impide mirar mi teléfono", dice. “En lugar de comprobar una y otra vez, miro el paisaje. Me enredo. Se siente maravilloso".

No es necesario ser un artista para apreciar el mundo natural. Cualquiera puede detenerse y maravillarse con una puesta de sol. Pero pensar como un paisajista puede ayudar a los viajeros a ver mejor lo que les rodea. La próxima vez que salgas a la carretera, asegúrate de tener un cuaderno de bocetos, o incluso un teléfono celular, a mano para capturar y componer.

Encuentra tu equilibrio

Para absorber un paisaje, ya sea un desierto o un pantano, el primer paso es encontrar un lugar ventajoso. "Cuando estoy trabajando, llevo mi propio peso y el peso de mi equipo", señala Wilson. “Si bien me gusta la fluidez de la tierra, no disfruto caminar por áreas arenosas y pegajosas para llegar a donde estoy pintando. Me gusta tener tierra firme bajo mis pies".

En lugar de preocuparse por hundirse en el barro o resbalar sobre las algas, Wilson coloca su caballete en una colina bien pisoteada, una roca plana y seca o un lugar donde las algas se han enmarañado densamente. “Para ser un buen observador de la naturaleza, debes tener un buen lugar donde pararte”.

Esto es igualmente cierto para los fotógrafos ocasionales. Se necesita tiempo para componer una buena imagen, incluso solo para tomar una para Instagram. Vale la pena encontrar un lugar fuera del camino principal para detenerse y reflexionar sobre el mundo que hay más allá.

Busca el color, encuentra la belleza

Noa Charuvi divide su tiempo entre Jerusalén y la ciudad de Nueva York, dos entornos urbanos ricos en historia y pobres en espacios verdes. Sin embargo, sus pinturas de paisajes logran capturar tanto la energía de sus lugares de origen como la vasta belleza de sus edificios. Sus paseos diarios por Brooklyn con frecuencia la llevan a sitios de construcción anteriores, donde se detiene y toma una foto. "A menudo me atrae una escena porque encuentro un sorprendente potencial de belleza", dice. "En los sitios de construcción, me atraen ciertos colores".

Charuvi enfatiza que incluso un rascacielos a medio erigir o una zona de demolición puede proporcionar un arco iris de inspiración: el amarillo brillante de la cinta de precaución, baldes anaranjados para mezclar cemento, ladrillos rojos y madera dorada sin terminar. "Los materiales de embalaje para ventanas y aislamiento, a menudo son pastel, rosa o azul", dice. "Todo comienza con el color".

Es algo que todos podemos tener en cuenta cuando exploramos el mundo. Hay belleza en lo cotidiano, en la decadencia, en las calles concurridas y en los signos de la vida humana. No tienes que crear una imagen perfecta de la Torre Eiffel cada vez que viajas a París; a veces, es más interesante capturar a los viajeros en el Metro o las palomas en los techos abuhardillados.

Quedarse más tiempo

Quizás la lección más importante que los viajeros pueden aprender de los pintores es la siguiente: absorber y capturar su entorno lleva tiempo. Para crear arte o apreciar profundamente un lugar, debes reducir la velocidad para observar, vivir e imaginar. Incluso una buena foto no ocurre solo porque estás mirando un hermoso paisaje. Hay que tomarse un momento para descubrir, como dice Wilson, "el feng shui de un paisaje".

“Quedarse y contemplar es algo para lo que tenemos que entrenarnos”, explica. “Una vez estuve pintando en Barbados, y un autobús turístico pasaba aproximadamente cada hora. La gente venía y salía del autobús, tomaba una foto y luego seguía adelante".

Pasó un día entero en ese lugar, viendo a la gente ir y venir. Quizás algunos de ellos obtuvieron una buena instantánea, pero su viaje no fue organizado para el trabajo inmersivo que los artistas anhelan. Cada uno de estos pintores enfatiza la importancia de dejar entrar al mundo. Tienes que absorberlo, sostenerlo y ser sostenido.

Puede suceder de repente, pero no rápidamente.

close
search