Salud

Confía BioNTech en vacuna ante nueva cepa

Afirma experto que si fuera necesaria una vacuna modificada, podría estar lista en seis semanas

The New York Times

martes, 22 diciembre 2020 | 06:49

Associated Press | Vacuna de Pfizer-BioNTech

Nueva York— Mientras Gran Bretaña se encuentra aún más aislada este martes debido a una nueva variante del coronavirus, un experto en vacunas dijo que no había evidencia en este momento que sugiriera que la vacuna actual tendría que modificarse para ser efectiva.

El doctor Ugur Sahin, cofundador de BioNTech, que con Pfizer desarrolló la primera vacuna aprobada en Occidente para combatir el coronavirus, advirtió que pasarían dos semanas antes de que los resultados completos de los estudios de laboratorio permitieran una comprensión más completa de cómo las mutaciones podrían afectar la eficacia de la vacuna.

"Creemos que no hay razón para preocuparse hasta que obtengamos los datos", dijo.

Si fuera necesaria una vacuna modificada, podría estar lista en seis semanas, dijo el doctor Sahin en una conferencia de prensa este martes. Pero requeriría una aprobación adicional de los reguladores, lo que podría aumentar el tiempo de espera, dijo.

Pero los gobiernos de todo el mundo no esperaron una imagen más completa de la nueva variante, sino que corrieron a sellar sus fronteras a los viajeros de Gran Bretaña. Y los funcionarios en Londres advirtieron que las medidas de cierre vigentes en la capital y el sur de Inglaterra podrían necesitar ampliarse.

El principal asesor científico del gobierno, Patrick Vallance, dijo ayer por la noche que la nueva cepa estaba ahora "en todas partes" en Inglaterra y que solo se esperaba que los casos aumentaran durante el período de vacaciones.

Los funcionarios de Francia y Alemania también reconocieron que era posible que la variante estuviera circulando en sus países ya.

A pesar de la avalancha de cierres de fronteras, los funcionarios británicos se mostraron optimistas de que pronto podrían llegar a un acuerdo con Francia para poner fin al bloqueo de los puertos británicos y el transporte de mercancías que cruza el Canal de la Mancha. Los funcionarios franceses dijeron que estaban preparando protocolos que aumentarían las pruebas y permitirían que el comercio comenzara a fluir nuevamente, pero los detalles de las propuestas en discusión no se hicieron públicos.

close
search