Salud

¿Qué se siente recibir la vacuna?

En estas primeras semanas de vacunación, hay un elemento ineludible de suspenso

The New York Times

lunes, 28 diciembre 2020 | 14:59

Mientras decenas de millones de estadounidenses esperan su turno para una inyección, muchos están ansiosos por obtener detalles sobre qué esperar. Algunos que han sido parte del programa de vacunación más grande en la historia de Estados Unidos hablaron con The New York Times.

Relataron un amplio espectro de respuestas, desde ninguna reacción en absoluto —"Ni siquiera puedo decir que tuve la inyección", dijo un trabajador del hospital en Iowa City— hasta síntomas como escalofríos incontrolados y "niebla mental". Un asistente de enfermería en Glendora, California, se preguntó si la fiebre que tenía era un efecto secundario de la vacuna o una señal de que uno de sus pacientes lo había infectado.

Y había una variedad vertiginosa de brazos doloridos. Algunos compararon el dolor con el de una vacuna contra la gripe; para otros, fue considerablemente peor.

El doctor Matthew Harris, de 38 años, médico de emergencias en Great Neck, Nueva York, estuvo despierto toda la noche con fiebre, temblando debajo de una manta, después de recibir la primera inyección. Tenía dolor en las articulaciones de las muñecas y los hombros que se prolongó hasta el día siguiente.

La mayoría de los receptores de la vacuna que hablaron con The New York Times enfatizaron que no se arrepienten de recibir la vacuna. La Administración de Alimentos y Medicamentos ha descubierto que las vacunas son seguras y extraordinariamente eficaces. Y los líderes de salud pública dicen que la vacunación masiva es la única esperanza para controlar el virus que ahora se cobra la vida de cerca de 3 mil estadounidenses por día.

Pero en estas primeras semanas de vacunación, hay un elemento ineludible de suspenso.

Para los expertos en enfermedades infecciosas, una nación en desventaja con el malestar posterior a la vacuna sería la mejor noticia en mucho tiempo. Los efectos secundarios se disipan en unos pocos días y son una señal, dicen los expertos, de que la vacuna está funcionando.