Opinión
OPINIÓN

Huele a robadero en manejo de dineros Covid

Imposible pasar por alto el reproche del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal Anticorrupción, encabezado por Isabel Terrazas Cerros

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 03 marzo 2021 | 06:00

-Huele a robadero en manejo de dineros Covid

-El plato fuerte son los secretarios endeudados

-El exasesor ahora es defensor de la enemiga

-Castigan a los escoltas estatales de Corral

Imposible pasar por alto el reproche del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal Anticorrupción, encabezado por Isabel Terrazas Cerros. En su informe anual hizo hincapié sobre la opacidad de las dependencias estatales con pretexto del Covid.

La molestia de los integrantes del comité va más allá de los riesgos de corrupción que observa en el Gobierno del Estado y los poderes públicos. El enojo es porque ha quedado comprobado que desde la esfera oficial la participación de la ciudadanía se usa como mero adorno. En realidad no es tomada en cuenta.

Es por ello que, literal, el Ejecutivo y otros entes dejaron “en vistas” las recomendaciones del CPC para minimizar los riesgos de corrupción, dándoles transparencia y la máxima publicidad a todas sus decisiones, en especial a las adquisiciones en medio de la emergencia sanitaria.

Desdeñaron revisar completamente lo que los ciudadanos denominaron “expedientes secretos Covid”, para explicar inconsistencias detectadas en compras de insumos o realización de obras durante la pandemia, y además modificaron el presupuesto 2020 de forma discrecional, opaca y sumamente sospechosa.

“(...) se observaron deficiencias en la estadística públicamente disponible a nivel estatal sobre la pandemia, pues es imposible estimar el número de personas contagiadas realmente, así como la ocupación real de camas por unidad hospitalaria”, dice una de las partes torales del informe.

Las consecuencias de ignorar por completo la participación ciudadana se refleja fielmente en el descontrol que muestra la pandemia en la entidad.

Esto llevó al CPC a buscar, entre otras cosas, apoyo de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, para demandar el amparo de la justicia federal contra el Gobierno del Estado y el Poder Legislativo, por las reasignaciones presupuestales del año pasado, cuyo destino es un misterio.

Con esa bandera del amparo, el comité ciudadano dará lo que será su última batalla contra un régimen que lo ha castigado con el desprecio.

***

Todavía no se olvida aquel microfonazo que como karma cayó sobre Javier Corral a principios de agosto del 2020 cuando recorría algunas obras sobre la Teófilo Borunda y Francisco Villarreal, que por cierto presentaban retrasos de seis meses hacia arriba...y aún siguen sin ser terminadas en esa zona.

Semanas antes y semanas después de ese incidente (cuyas fotos podemos ver de nuevo en La Columna digital; el video ahí sigue con aquella fecha) Corral se hacía acompañar entusiastamente por el arquitecto José Luis “El Puma” Rodríguez, exjefe de obras públicas municipales hace varios trienios y presentado por Corral como su flamante asesor en la materia.

A seis meses de aquella fechas y de tales intercambios de flores entre ambos, las cosas son otras muy distintas. “El Puma” se ha sumado a los miles de críticos de Corral; y no solo eso, ayer apareció en el bando enemigo del gobernador.

Junto con un grupo importante de mujeres, participó en una manifestación contra el diputado federal de Morena, Ulises García y en favor de la candidata del PAN a la gubernatura, Maru Campos, a quien persigue Corral con singular rabia aunque ambos pertenezcan al blanquiazul.

Queda de manifiesto que Rodríguez pasó de corralista ardoroso a enemigo sorprendente del corralismo. No podía ser de otra manera en un régimen donde la prédica es por completo distinta al ejercicio del gobierno, fracasado desde la piel, hasta el hueso.

***

Los escoltas tradicionales de Javier Corral han sufrido permanente maltrato desde que tomó la gubernatura. Han quedado sus imágenes en fotos imborrables todos denigrados cargando las jaulas de las mascotas del gobernador, o un micro asador para un pic nic en su casa de Juárez, o las raquetas de tenis, o las bolsas de palos de golf.

No es, desde luego, humillante desarrollar esas tareas, sino desvirtuar la función legal y laboral que todos ellos tienen como policías. No fueron a la academia ni aprobaron todos los cursos respectivos para levantar pelotas de tenis o pasear perros del patrón y esperar a que pacientemente liberen sus necesidades fisiológicas.

Desde la semana pasada es peor para esos elementos pertenecientes a la Fiscalía General del Estado pero adscritos a la “custodia” de Corral.

Les suspendieron vacaciones, días de descanso y literalmente los mantienen a pan y agua porque fueron integrados varios militares a la guardia del patrón.

Desde la semana pasada fue conocido el cambio de esquema en la vigilancia personal de Corral Jurado, con la inclusión de un grupo de militares encabezados por un mayor del Ejército.

Siguen con Corral los escoltas de la Fiscalía del estado pero más ninguneados que nunca por su jefe inmediato, Juan “Firulais” Escamilla.

***

Los diputados locales dejaron para hoy el plato fuerte de las comparecencias de los secretarios del gabinete de Javier Corral. Ayer comenzaron con mero relleno e igual cerrarán mañana.

Ayer fueron citados los secretarios de Innovación y Educación, Antonio Fernández y Carlos Herrera, los dos de puro trámite; hoy están convocados, en cambio, el no médico Eduardo Fernández, secretario de Salud, luego Arturo Fuentes Vélez de Hacienda y al final, por la tarde, Emilio García de Seguridad.

Mañana cerrará Ramón Galindo Noriega, nuevo secretario de Desarrollo Social, quien al igual que el recién nombrado titular de Innovación, poco o nada tienen que explicar del último informe del gobernador. Mucho menos podrán hablar planes para los escasos seis meses que le quedan a la administración.

Así, es el grupo de “los endeudados”, como los llaman los legisladores, los que más interés levantan entre los integrantes de la Comisión Especial de Análisis del Informe, que encabeza la panista Marisela Terrazas Muñoz.

El de Salud tiene encima la deuda de la pandemia, manejada a tumbos desde el comienzo; el de Seguridad está endeudado con los resultados de su estrategia que sólo ha traído más violencia y delincuencia, mientras que el de Hacienda... bueno, 61 mil millones y contando lo dicen todo.

Será la presencia de ellos lo que levante la audiencia de las comparecencias a las que han sido citados, pues los diputados de oposición no los van a dejar que se vayan en blanco ni les van a perdonar los agravios causados por su probada negligencia e ineficiencia.

***

Desde el Seguro Social (IMSS) fue enviado el siguiente texto sobre quejas vertidas por médicos internistas publicadas ayer en La Columna. Aseguran que hay discriminación hacia ellos en el proceso de vacunación contra el Covid-19:

“Con relación a la inquietud de los médicos internos sobre la vacunación COVID-19 en el Hospital General Regional (HGR) No. 06, la Oficina de Representación Chihuahua, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informa:

-“Los médicos en formación, de esta y otras unidades hospitalarias, se encuentran en áreas ajenas a las de atención prioritaria COVID-19”.

-“El Instituto sigue la Política Nacional de Vacunación contra el Virus SARS-CoV-2 para la Prevención de COVID-19 en México, para que todos y cada uno de los empleados sean inmunizados”.

“Actualmente se ha aplicado la vacuna tanto a becarios como a médicos residentes que se encuentran trabajando en atención a pacientes con diagnóstico de SARS-CoV-2”.

“El IMSS en Chihuahua refrenda su compromiso para garantizar y salvaguardar la salud de todo su personal”.