Opinión

OPINIÓN

El modo home sweet ante balaceras y muerte

Llegó a su casita a esa hora y no salió durante toda la tarde balaceras y asesinatos más allá de su puerta. Todo un señorón Güevornador

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 16 junio 2021 | 06:00

-El modo home sweet ante balaceras y muerte

-Tras relax de 15 horas, de nuevo al CJ3

-‘El Chino’ Chong en engaño a ‘El Güerito’

-Dejó el Eme Ce deudas por todas partes

Tenemos hoy las fotos de la camioneta Cherokee blindada de Javier Corral Jurado estacionada afuera de su domicilio. Lunes antes de las tres de la tarde. Llegó a su casita a esa hora y no salió durante toda la tarde balaceras y asesinatos más allá de su puerta.

Todo un señorón Güevornador. Aventó más lejos la toalla de su responsabilidad desde el domingo 6 de junio que le metieron en las urnas votos hasta para llevar en favor de Maru Campos y contra su par de proyectos electorales.

Netflix, simulador de bici, simulador de golf; orejita en la almohada. No sabemos qué hace tantas horas metido a solas en su casa. Trabajo no es, queda claro.

Ayer Corral incluyó otra agravante a su conducta. Se molestó porque fue acordonado todo el sector donde tiene su casa de descanso, Ignacio de la Peña y Costa Rica.

En la José Borunda y Brasil fue ejecutada una mujer. Acordonaron toda el área las corporaciones policiacas encargadas de iniciar las primeras investigaciones y de resguardar la escena del crimen.

El “Güevornador” se incomodó porque su comitiva de policías y escoltas fue orillada a rodear algunas cuadras del trayecto original. Consideración ni en eso que para los juarenses es lugar común.

Durante la mañana del lunes se registraron varias ejecuciones. Fue una de ellas la de la mujer. Lamentablemente las hostilidades apenas iniciaban.

La tarde y la noche fueron convertidas en infierno de ataques entre sicarios y municipales...Y en medio de las balaceras, el jefe de la Policía Estatal, Ricardo Realivázquez, “víctima circunstancial” del agarrón. Sufrió aquella de que estaba en lugar equivocado y el momento equivocado.

-“¡A quién se le ocurre!”, dijo una voz por los radios de  los policías.

“¿A quién se le ocurre qué pendejo?”, bufó en respuesta el comandante Realy.

El jefe policiaco tripulaba una Tahoe blindada, completamente oscura. Quedó en medio de una de las balaceras hasta que se identificó él mismo por la propia frecuencia policial.

Todo eso ocurrió mientras Corral permanecía tranquilo en modo home sweet y sus funcionarios metidos en las habitaciones de sus hoteles custodiados por cuatro y hasta cinco escoltas: el secretario General de Gobierno, Luis Fernando Mesta; el fiscal, César Peniche y otros que, ohhh infamante paradoja, durante la mañana participaron en una reunión más de “coordinación de seguridad” en las oficinas estatales de Pueblito Mexicano.

***

Tras ese relax superior a las 15 horas, Corral fue trepado ayer muy temprano al flamante jet CJ3 del Gobierno estatal y se trasladó de Juárez a la pista de aterrizaje de Nuevo Casas Grandes, donde los periodistas de El Diario fueron retirados porque, según los escoltas, se trataba de un “asunto privado”.

De cualquier manera presentamos algunas fotos del superavión ayer que, huelga decir, no es privado, sino perteneciente a la flotilla de gobierno; y Corral y sus acompañantes soba posaderas, “La Coty” Muñoz y “Elena” Escamilla, tampoco son potentados, sino pagados sus sueldos con recursos públicos.

No fue Corral para quedarse en Juárez y ampliar la reunión de “coordinación de seguridad” por otro día en virtud de la enésima tuerca aflojada el lunes entre policías y presumiblemente el grupo delictivo La Empresa.

No. En realidad eso no le importa. No le ha interesado. Hablan por si solos más de 660 asesinatos ocurridos en esta frontera durante el presente año y casi seis mil 100 muertos registrados a lo largo de los casi cinco años que lleva al frente de la gubernatura.

Tenía Corral otro apuro ayer. Ir a despedirse a Casas Grandes de su amiga la alcaldesa panista, ahora diputada panista electa, Yesenia Guadalupe Reyes.

Igual que la violencia aquí, los incendios siguen arrasando con miles de hectáreas en la sierra chihuahuense. Corral ni sus luces tampoco allá. Se conformó con intentar dar órdenes al respecto a su jefa de Protección Civil, Ana Gómez Licón, pero no le respondió el teléfono y la dejó por la paz. Optó por la compañía de la política panista.

Con esas tenemos de despedida al morir el muerto régimen corralista.

***

Un ilusionista de la política electoral de esos que revolotean cual moscas en relleno sanitario durante las campañas fue el responsable de hacer creer que ganaría la alcaldía Rodolfo “El Güerito” Martínez. No, si algunos creen que fue Sergio Belmonte, no es así.

Se trata de Ricardo Chong Ruiz, “asesor en marketing político”. Pariente del jefe de los senadores del PRI, Miguel Ángel Osorio, vino de la Ciudad de México, exprimió el jugo económico al abanderado naranja, y lo dejó convencido de que hasta víctima de fraude fue.

Hubo el extremo de hermosas encuestas cuyas barras naranjas superaban no solo a SuperMocken, del PAN; sino a Cruz, de Morena, que permaneció con al menos diez puntos a lo largo de la contienda en sondeos generales.

***

El equipo que conformó la gobernadora electa, Maru Campos, para encabezar el proceso de entrega recepción en el Gobierno del Estado, busca llevar un mensaje sobre esta frontera: tiene a Ciudad Juárez en mente.

Señala su equipo que será una gobernadora para todos y cumplirá su promesa de no abandonar, como los anteriores, en particular Javier Corral, a la heroica ciudad.

Y es que todos los perfiles que designó, con excepción de Luis Serrato, tienen raíces juarenses; si no nacieron todos acá, por lo menos se criaron en ciudad Juárez. Desde César Jáuregui, “El Malísimo”; hasta Clara Torres y Lilia Merodio.

Desde el principio su interés está colocado en la importancia de que las personas que conocen y entienden a Juárez, estén presentes y supervisen el proceso, que marcará el inicio de su próxima administración.

Pero además es de destacar la pluralidad política del grupo, lo que es prueba fiel de que Campos integrará un gobierno, como muchas veces lo dijo, si legalmente no se puede de coalición, sí de alianzas principalmente con la sociedad civil.

Cruz Pérez Cuéllar, el ahora líder morenista en el estado, deberá defender la plaza ante esa estrategia, o entregarla antes de tomarla.

***

Terminada la campaña por la gubernatura, alcaldías y diputaciones, a Movimiento Ciudadano se le “olvidó” cumplir sus compromisos tanto en Juárez como en Chihuahua. Todavía es hora que no liquida adeudos a sus colaboradores, desde los de menor nivel hasta el resto de sus estructuras.

No le ha pagado a nadie. Y cuando se dice a nadie, es a nadie: ni sonido ni iluminación, menos los diseños gráficos, audios, fotografías y producción de video para los diferentes eventos y proyectos.

Se la rifaron tanto con el candidato a gobernador, Alfredo “El Caballo” Lozoya, como con los aspirantes a las alcaldías como Miguel Riggs en la capital y Rodolfo “Güerito” Martínez en la frontera.

Pero no lo hacían gratis ni por amor al arte. La promesa era que todo estaría liquidado antes de la elección del domingo 6 de junio, pero fue incumplida.

Ahora son decenas los que están en ascuas y con mucha molestia, porque no se aventuraron por una convicción política o simpatía, sino porque era un trabajo y como todo trabajo, se debe remunerar.

Durante toda la campaña nomás les dieron largas y largas, lo que se mantiene hasta la fecha. Los afectados señalan a Francisco Sánchez, dirigente estatal, pero lo que han visto es que a él no le interesaba otra cosa más que su plurinominal. Los demás compromisos no le importaron.

Cuando el tema llegó a “El Caballo”, éste les prometió que no se iría sin pagar, pero las referencias parralenses los tienen más preocupados.

Total que están desesperados porque muchos usaron dinero propio y se quedaron endeudados, sin recibir un solo peso por su esfuerzo. Obviamente que MC no haya ganado, no significan que no deba ni que no esté obligado a pagar.

close
search