Opinión

Editorial: Otro ataque del corralismo a El Diario

La libertad de expresión y la tutela de los derechos de la mujer, valores en los cuales todos estamos de acuerdo por su importancia, están muy lejos de justificar el vandalismo y discurso de odio en contra de esta casa editora y otros edificios públicos y privados

El Diario de Juárez

martes, 09 marzo 2021 | 06:35

La libertad de expresión y la tutela de los derechos de la mujer, valores en los cuales todos estamos de acuerdo por su importancia, están muy lejos de justificar el vandalismo y discurso de odio en contra de esta casa editora y otros edificios públicos y privados.

Igual que ocurrió el año pasado, se realizaron pintas sobre el edificio en que se edita El Diario de Chihuahua, poniendo incluso en riesgo a las niñas que acompañaban a las mujeres, por la manera violenta en que se condujeron.

La intencionalidad es clara en el sentido de tratar de maniatar la línea editorial, que siempre ha sido respetuosa y promotora de los derechos de las mujeres y exigente del alto a la violencia en contra de ellas, como principio ético periodístico.

La novedad es que se incluyó dentro de las pintas una leyenda pletórica en misoginia en contra de Maru Campos, la aspirante del PAN a la gubernatura, que carece de sentido en ser plasmada en las paredes de nuestro edificio.

Grosería burda, que se encuentra muy lejos de retratar el sentido y espíritu del movimiento reivindicador de los derechos de las mujeres.

Es esa inscripción demostración palpable de la intencionalidad política y evidencia de los hilos que movieron esas manos que hicieron las pintas.

Es indudable que se trata de mujeres manejadas por el gobernador Javier Corral, que aprovecha una fecha con gran simbolismo a nivel internacional, para ocultar sus bajos propósitos, en calidad de “porro” y golpeador.

Se le han acabado las ideas, si es que en alguna ocasión hubo alguna, y ha pasado al ataque directo en contra de la prensa que no se ha doblegado a sus deseos.

Los Diarios han presentado un juicio de amparo ante la autoridad jurisdiccional federal, que a un año no ha sido resuelto, y que se basa precisamente en ataques directos e indirectos a esta casa editora.

Responsabilizamos al gobernador Javier Corral y a sus funcionarios de cualquier otra agresión y ataque, que como en este caso, hemos sufrido de personas a todas luces manipuladas.