Opinión
Javier Corral

Editorial: De nuevo la agresión al derecho a la información

Es condenable la actitud que asume el gobernador constitucional del Estado de Chihuahua, Javier Corral Jurado, en franca aceptación de su olvido por la rendición de cuentas y la transparencia

El Diario de Juárez

martes, 23 febrero 2021 | 09:23

Es condenable la actitud que asume el gobernador constitucional del Estado de Chihuahua, Javier Corral Jurado, en franca aceptación de su olvido por la rendición de cuentas y la transparencia.

Molestarse y ordenar que se agreda a un periodista, arrebatándole su instrumento de trabajo para borrar de su teléfono las imágenes captadas, es una violación directa a la libre expresión de las ideas.

Incluso, sin duda, configura un delito de carácter penal, en sus subordinados y en él mismo. Es llano abuso de autoridad.

Estuvo ayer en Juárez Corral Jurado después de una semana de ausencia del territorio estatal, refugiándose en la Ciudad de México, y en su primera actividad pública se esconde de la prensa.

Toda la mañana evadió a los medios de comunicación hasta el momento en que quiso.

Cambió su agenda y jugó con el tiempo de los periodistas, para finalmente concluir su jornada con una agresión directa en un restaurante de comida china.

Con el dinero de los chihuahuenses se fue a comer en compañía de su comitiva y fue ahí donde se enfureció por el desarrollo del ejercicio periodístico.

El periodista comía en el mismo restaurante que el mandatario estatal, sus acompañantes y guardaespaldas. La oportunidad para la foto era inmejorable y por ello fue agredido.

Ese ataque es burla de la protesta que rindió Javier Corral, al asumir su cargo, de respetar y hacer cumplir la ley.

Constituye un agravio adicional que el coordinador de Comunicación Social, Manuel del Castillo, justifique la agresión y la actuación de los escoltas como apegada a protocolo, cuando el gobernador se encuentra en un restaurante que es área pública y abierta, donde ninguna necesidad tiene nadie de identificarse para tomar una imagen del gobernador.

Una foto no es un atentado en contra de la seguridad, ni es persecución, al contrario, es ejercicio de transparencia y derecho a la información de todos los chihuahuenses.

Sólo una mente totalitaria puede pensar así.

El Diario siempre ha sido, y lo será, una empresa responsable con sus lectores, cumpliendo de manera crítica con su labor de informar puntual y críticamente.

Existe en esta casa editora un compromiso irrevocable, que hoy ratificamos, con el derecho a la información, como principio fundamental de una sociedad democrática.

Hacemos responsable nuevamente al gobernador del estado, a su coordinador de Comunicación Social y al aparato policiaco estatal, de cualquier agresión o atentado que pudieran sufrir los directivos y periodistas de esta casa editora.