Desnutrición comercial

Asimismo, estimó que el avance en 2019 sería de apenas 2.6 por ciento, el más bajo en tres años

Pascal Beltrán del Río
Analista
viernes, 05 abril 2019 | 06:00

Ciudad de México.- El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el brasileño Roberto Azevêdo, llegó a México en medio de advertencias lanzadas por la propia institución, de que los intercambios globales de mercancías enfrentarán “vientos en contra” en los próximos dos años.

Apenas el martes pasado, la OMC dio a conocer –desde su sede en Ginebra– que el comercio mundial creció apenas 3 por ciento en 2018, un gran descenso en comparación con el 4.6 por ciento que creció en 2017. Asimismo, estimó que el avance en 2019 sería de apenas 2.6 por ciento, el más bajo en tres años.

“Con las tensiones comerciales al alza, nadie debería sorprenderse por estos resultados”, dijo Azevêdo a los medios. “El comercio no puede desempeñar todo su potencial en impulsar el crecimiento cuando vemos niveles tan elevados de incertidumbre”.

Y agregó: “Es cada vez más urgente que resolvamos las tensiones y nos concentremos en trazar un camino positivo hacia el comercio mundial que responda a los verdaderos desafíos de la economía actual, como la revolución tecnológica y el imperativo de crear puestos de trabajo y potenciar desarrollo”.

El contexto de estos señalamientos lo constituye la incertidumbre sobre el destino de las negociaciones entre Estados Unidos y China, cuyo objetivo es resolver la guerra comercial que ha golpeado a ambas economías.

Las políticas proteccionistas de Washington, incluidos los gravámenes sobre el acero y el aluminio, también están nublando las relaciones comerciales entre EU y aliados clave como Canadá, México y la Unión Europea.

No obstante, la OMC –organismo creado en 1995 para reemplazar al GATT– no se limitó a culpar a los nuevos aranceles y medidas de represalia por la desaceleración comercial. También citó como factores “el crecimiento económico mundial más débil, la volatilidad en los mercados financieros y las condiciones monetarias más estrictas en los países desarrollados”.

La visita de Azevêdo a México ocurre mientras el Partido Demócrata en el Congreso de EU –particularmente en la Cámara de Representantes, donde tiene mayoría– amenaza con no permitir una aprobación rápida del tratado comercial renegociado con México y Canadá, por lo que sus puntos de vista serán un importante insumo informativo.

Un empantanamiento del proceso legislativo podría sumarse a los factores que inciden en un bajo desempeño de la actividad comercial, que ha sido para México un potente motor para el desarrollo.

 

Buscapiés

 *Por segunda ocasión, ninguna de las propuestas en las ternas enviadas al Senado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para integrar la Comisión Reguladora de Energía alcanzó la mayoría calificada. El Ejecutivo tiene la facultad de designarlos directamente. Será la segunda vez que ocurra. Enrique Peña Nieto ya lo había hecho en 2017, con los comisionados Neus Peniche y Guillermo Zúñiga.

 *En su momento, los entonces senadores Dolores Padierna, Miguel Barbosa y Alejandro Encinas –aliados de López Obrador– usaron argumentos similares a los que esgrime la actual oposición. Dijeron que era preferible que Peña Nieto designara directamente a los comisionados de la CRE que avalar un proceso legislativo que calificaron de “farsa”, así como de “trampa mayúscula” y “procedimiento cochino”. Vaya vueltas que da la vida.