Nacional

Nos quiere evaluar órgano con poco aprecio público: INE

Lorenzo Córdova dijo que la Cámara de Diputados está desacreditada

Érika Hernández
Agencia Reforma

lunes, 06 septiembre 2021 | 18:45

Archivo / El Diario

Ciudad de México— Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, lamentó que siendo la Cámara de Diputados un órgano desacreditado, desde ahí el partido mayoritario insista en evaluar el trabajo de los consejeros electorales.

"Las encuestas de valoración siguen colocando a las autoridades electorales, lo digo sin medias tintas, como las instituciones civiles que más confianza tienen en el Estado mexicano.

"Llama mucho la atención que ahora nos quieran evaluar desde la Cámara de Diputados. Nada más que llama la atención que un órgano que tiene muy poco aprecio público, ahora quiera convertirse en el que va a evaluar lo que hace un órgano que sigue teniendo un aprecio público", afirmó.

El consejero aseguró que el INE da la bienvenida a todas las evaluaciones, pero, advirtió, éstas deben darse sustentadas en realidades, como que tienen una tasa de confianza del 70 por ciento, y no con valoraciones personales.

Recordó que el líder morenista, Mario Delgado, ha pedido "exterminar al INE", y el Presidente Andrés Manuel López Obrador los ha calificado de deshonestos, antidemócratas y conspiradores.

Incluso, dijo, al ambiente ríspido contra el Instituto se sumó la esposa del Primer Mandatario, Beatriz Gutiérrez, "trucando cartas", pues los acusó de no promover la consulta cuando el Congreso fue el que definió el tiempo de difusión.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez, añadió, pidió que la organización electoral volviera a manos de la Secretaría de Gobernación, y durante todo el proceso se amenazó con una reforma electoral si las cosas no salían como el partido en el poder lo quería.

Al participar en un foro de la revista Forbes Mexico, Córdova indicó los consejeros confiaban que la animadversión disminuiría tras la elección del 6 de junio o la consulta popular del 1 de agosto, pero no ha sido así.

"Si bien es natural que en un País como el nuestro las críticas a la actuación de la autoridad electoral estén presentes, nunca antes habían sido tan estridentes, por un lado, ni tampoco habían venido de los circuitos cercanos al poder.

"Lo cual, realmente, colocó a la actuación del Instituto en una lógica muy complicada porque nosotros no podíamos dejar que se construyera una narrativa como la que se quiso construir en el sentido de que se estaba preparando un fraude, por ejemplo, o que el INE estaba haciendo su trabajo de manera sesgada", apuntó.

Recordó que él dejará el cargo hasta el 2023, y en los dos años que restan hay mucho trabajo para el INE, como organizar una revocación de mandato si se reúnen las firmas, seis elecciones el próximo año, y dos más el siguiente.

Insistió en que una reforma electoral en este momento no es prudente, cuando hay otros problemas sociales y económicos, más que políticos. 

close
search