Nacional

Montan abucheos contra mandatarios

Los eventos presidenciales en los estados se han convertido en escenarios para atacar a los gobernadores de partidos de oposición

Reforma
martes, 05 marzo 2019 | 06:26
Reforma

Ciudad de México— Los eventos presidenciales en los estados se han convertido en escenarios para atacar a Gobernadores de Oposición.
Bajo la logística del Gobierno federal y con la coordinación de líderes de Morena para la movilización de personas, los abucheos aparecen cuando toma la palabra el Gobernador.
El fin de semana circuló en Hermosillo, Sonora, un documento atribuido a Morena que incluye instrucciones para que los asistentes abucheen a funcionarios estatales y aplaudan al Presidente.
El documento fue desmentido por voceros del Gobierno federal.
López Obrador rechazó que los agresiones fuesen instrumentadas por su Gobierno o por Morena.
"No he notado que sea algo deliberado. Voy a pedir que se indague y se aclare la autenticidad del oficio", dijo.
"El que no quiera exponerse, yo los visito, pero yo necesito estar en la plaza. Lo mejor es que paren esas descortesías y esas faltas de respeto".
El PAN acusó que los insultos son planeados por Morena: "Buscan provocar de forma artificial y engañosa abucheos a nuestros Gobernadores para denostarlos y agraviarlos".
En un comunicado, el blanquiazul exigió respeto para los funcionarios y calificó los eventos presidenciales públicos como una "celada" para los Mandatarios estatales.
El PRI pidió aclarar la autenticidad del documento y detener las agresiones contra los funcionarios.
En entrevistas con REFORMA, algunos de los agredidos denunciaron que esos mítines se han convertido en montajes orquestados para denostarlos en público.
El Gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral, decidió no volver a acompañar al Jefe del Ejecutivo federal en este tipo de actos.
"Son como actos partidistas, actos de campaña con la estructura de Morena, en los que se coordinan para organizar los abucheos", dijo.
Iván Jaimes, Consejero Jurídico del Gobierno de Sonora, reveló que el sábado, previo a un acto del Mandatario con la Gobernadora Claudia Pavlovich, jóvenes con chalecos de "Siervos de la Nación" lo alertaron sobre la instrucción que tenían para abuchear a la priista.
"Vemos a los simpatizantes del Presidente abucheando, lanzando insultos, y no nos explicamos cómo es que se ha dado sistemáticamente esta situación.
"Si realmente queremos la reconciliación es necesario que el Presidente de la República llame a cuentas a sus propias huestes y operadores. Que les llame la atención y que dé un manotazo en la mesa para que dejen el doble discurso", señaló.
El Gobernador panista de Durango, José Rosas Aispuro, se congratuló de no haber sido objeto de las rechiflas, pero reconoció que hay preocupación y advirtió que ese clima de encono no beneficia a nadie.
"Hay una preocupación, esto puede llevar a una confrontación y después las cosas van a ser más difíciles. La reconciliación nos conviene a todos porque tenemos un compromiso de gobernar para todos", apuntó.
El Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, consideró que los "chiflidos" y abucheos de morenistas "no son políticamente correctos".
Pidió que en los eventos que encabeza López Obrador también se permita que acudan militantes de otros partidos y no solamente de Morena.
"Se debe de dejar que el Presidente se luzca y que no sean los chiflidos los que sobresalgan".
El 11 de enero, en un acto de López Obrador, la gente abucheó al Gobernador Astudillo, lo que motivó que el Presidente interviniera, exigiera respeto para el Mandatario estatal y sometiera a votación si éste daba o no su discurso.
"Yo agradezco la disculpa pública y en privado que me hizo el Presidente Andrés Manuel López Obrador luego de esa situación", expresó Astudillo.
El Mandatario priista de Hidalgo, Omar Fayad, descartó que el Presidente o la dirigencia nacional de Morena estén detrás de las celadas que se han denunciado.
"No todos los actores políticos tienen claro que la contienda electoral ya terminó", indicó.
"Tiene que ver con que hay que bajar la instrucción e insistir con las huestes en que estamos en otra etapa. No es de un día para otro, pero hay que hacerlo porque no es grato que algunos se sientan muy agredidos", dijo.