Los tres grandes errores que cometes con tu Afore

Muchos trabajadores no le prestan la necesaria atención a este fondo de ahorro, porque no le encuentran una utilidad inmediata; sin embargo...

Excélsior
jueves, 08 agosto 2019 | 19:17
|

Ciudad de México- Las nuevas generaciones de trabajadores dependerán por completo del ahorro que generen a través de su Afore para asegurar su retiro. Por ello, es fundamental conocer cómo sacarle el máximo provecho.

Muchos trabajadores no le prestan la necesaria atención a este fondo de ahorro, porque no le encuentran una utilidad inmediata; sin embargo, cuando se percatan que contaban con esta herramienta, y de su importancia, muchas veces ya es demasiado tarde.

A continuación te enlistamos algunos errores comunes en cuanto a los Afore y la manera de corregirlos:

1. No saber en qué Afore estás. Para solucionar este problema toma tu Número de Seguridad Social (NSS) e ingresa a la página de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en el siguiente enlace: http://www.consar.gob.mx/ .  En el apartado de ‘Localiza tu Afore’ ingresa tus datos y te llegará un correo electrónico informándote del Afore en que te encuentras.

2. Desconocer qué tipo de rendimientos paga tu Afore.  Estar al tanto de los rendimientos, comisiones y cuotas de tu Afore es esencial para estar enterado de si tu ahorro está siendo bien utilizado. Para comparar las diferentes administradoras de fondos de ahorro para el retiro puedes entrar al sitio de la Consar y consultar el apartado ‘Cómo Elegir la Mejor Afore’.

Muchas personas deciden cambiar de Afore en un momento dado con la finalidad de mejorar sus rendimientos. Puesto que las Afores son empresas privadas, cobran una determina comisión a los trabajadores por administrar su dinero. Esas comisiones se descuentan de los rendimientos.

El trabajador tiene derecho a comparar las comisiones y rendimientos que ofrecen las diferentes Afores y en un momento determinado cambiarse a la que más le convenga.

3. No hacer aportaciones voluntarias a tu fondo de ahorro para el retiro. Además de lo que te descuentan de tu sueldo, puedes hacer aportaciones voluntarias de forma periódica, esto te ayudará a incrementar la cantidad que estés ahorrando para cuando dejes de trabajar. Además, puedes deducirlas de impuestos cuando hagas tu declaración anual. Entre más deducciones tengas, más pequeña es la base sobre la cual se cobran impuestos y, como resultado, pagarás menos.

El dinero que está depositado en tu fondo de ahorro para el retiro es una parte muy importante de tu patrimonio. Por ello es esencial que te mantengas pendiente de esta cuenta y la hagas crecer lo más que puedas de acuerdo a tus posibilidades.

Recuerda que una Afore representa el ahorro de toda tu vida laboral, es por eso que debes cuidarlo.