Nacional

Les gusta hacer, pero no que les hagan: AMLO a sus críticos

El mandatario celebró que se haya desatado una polémica, luego que el investigador de la UNAM y colaborador de Canal 11 se refirió a los periodistas como sicarios

Reforma

Claudia Guerrero / Isabella González
Reforma

lunes, 29 junio 2020 | 11:52

Ciudad de México— El presidente Andrés Manuel López Obrador se lanzó este lunes contra sus críticos, a quienes acusó de ser ofensivos, para luego indignarse cuando reciben respuesta.

El mandatario celebró que se haya desatado una polémica, luego que el investigador de la UNAM y colaborador de Canal 11, John Ackerman, se refirió a los periodistas como sicarios.

¿Comparar a los medios con sicarios, no vulnera la labor de los medios?, le preguntaron en la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

"Pues habría que ver también del otro lado, porque una característica del conservadurismo es que son muy dados a tirar la piedra y esconder la mano y les gusta hacer, pero no les gusta que les hagan, y cada vez que les surge algo pegan el grito en el cielo. Para todos, serenidad y paciencia como diría el filósofo Kalimán", respondió.

Previamente, el Jefe del Ejecutivo se congratuló de que se haya generado una discusión pública luego que el esposo de la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, comparara a los medios con quienes atentaron contra la vida del Secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Omar García Harfuch.

"Bueno, yo siempre lo que recomiendo es que haya respeto, pero que haya mucha polémica como la hay en los medios. Les estoy hablando de que a mí me insultan, yo no me quejo, no voy a ir a presentar una denuncia, ya hablé de cómo acusaron a mi esposa en un viaje y tampoco vamos a presentar una denuncia", dijo.

"Están muy molestos los conservadores y, además de la hipocresía que los caracteriza, de ser muy corruptos, son, en el mejor de los casos, tratándolos con amabilidad, fanáticos, podría yo decir algo más fuerte, pero entonces si se sentirían muy ofendidos".

El mandatario federal se refirió de nuevo al incidente ocurrido la semana pasada en un avión, en el que un simpatizante del expresidente Felipe Calderón increpó a su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, a quien acusó de vulnerar la libertad de expresión.

Los hechos ocurrieron luego que renunció la titular de Conapred, Mónica Maccise, señalada por invitar a un foro sobre racismo a un comentarista acusado de realizar declaraciones discriminatorias.

López Obrador insistió en que la persona que increpó a su esposa pudo agredirla físicamente.

Pero además, al hablar de su posible perfil, dijo estar casi seguro de que ese hombre se confiesa y comulga todos los domingos.

"Porque en el diálogo o monólogo o los insultos de esta persona a Beatriz, estaba descompuesto y ahora así que por qué el cuestionamiento a ella, si es conmigo, entonces llegó a decirme Beatriz por teléfono: fíjate que estaba tan fuera de sí, que si le hubiese yo respondido algo fuerte, me hubiese golpeado, entonces le digo, te entiendo perfectamente, es una mentalidad, es una formación", refirió.

"Y le digo: nada más falta que yo compruebe una cosa, que este señor, que dicho sea de paso, merece todo nuestro respeto y que no vaya sentirse ofendido, nada más falta que yo compruebe de que va a misa todos los domingos y que confiesa y comulga porque es redondito, es un pensamiento".

El político tabasqueño hizo un llamado a dejar de lado los fanatismos de izquierda y de derecha, los dogmatismos y el odio.

"No nos dejemos llevar por el odio, tengamos capacidad para argumentar y no nos cerremos, seamos respetuosos, pero que si hay dos pensamientos distintos y contrapuestos, siempre ha existido", agregó.