PUBLICIDAD

Nacional

Facilita Abbott a NL cruce de tráileres; a Juárez no

Acuerda el gobernador mexicano poner puntos de control en su frontera a cambio de agilizar paso

U. J. García / M. Ferman / The Texas Tribune

jueves, 14 abril 2022 | 06:00

Agencia Reforma | Los gobernadores de Nuevo León y Texas, Greg Abbott (centro der.) y Samuel García (centro izq.), se reunieron ayer en el Puente Internacional Colombia, donde firmaron un acuerdo de entendimiento

PUBLICIDAD

El Paso.— El gobernador Greg Abbott y el gobernador de Nuevo León, Samuel Alejandro García Sepúlveda, anunciaron un acuerdo que, según dicen, ayudará a aliviar el tráfico comercial en el puente Laredo-Colombia, uno de al menos cuatro puentes internacionales donde la policía estatal ha realizado inspecciones adicionales de la carga, lo que ha provocado demoras de varias horas desde la semana pasada.

El acuerdo proporciona poco alivio para el estancamiento comercial general que se ha producido entre los dos países desde que entró en vigencia la orden de Abbott.

PUBLICIDAD

Las inspecciones estatales continuarán para camiones provenientes de los otros tres estados mexicanos que limitan con Texas.

El puente Colombia es solo uno de los 13 cruces comerciales entre Texas y México y el único conectado a Nuevo León.

Después de una reunión, ambos mandatarios anunciaron el acuerdo durante una conferencia de prensa en Laredo, donde los camioneros han estado esperando tres horas para cruzar, lo que es significativamente más largo que los tiempos de espera promedio de 15 minutos un miércoles por la tarde.

Como parte del acuerdo, las tropas del Departamento de Seguridad Pública de Texas dejarán de inspeccionar todos los camiones comerciales en el puente Laredo-Colombia siempre que Nuevo León tenga puntos de control en su lado de la frontera de 14.4 kilómetros (9 millas) de largo del estado mexicano con Texas.

En la conferencia de prensa, García resaltó el interés de su Gobierno por potenciar el Puente Colombia hasta hacerlo el mejor en la frontera entre México y Estados Unidos, y calificó de “histórico” el acuerdo logrado ayer.

“Nuestra frontera de 14 kilómetros con Texas será continuamente patrullada por nuestra Policía”, prometió.

“Queremos asegurar que Texas se sienta cómodo haciendo negocios con Nuevo León y que juntos podamos tener más negocios y continuar con el comercio”, aseguró.

Abbott giró la orden de inspeccionar los tráileres el 6 de abril, en respuesta al levantamiento del Título 42, planeado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades a fines del próximo mes, una regla de la era de la pandemia que permite a los funcionarios de inmigración rechazar a los inmigrantes recién llegados a la frontera entre Estados Unidos y México, incluidos los que buscan asilo.

En los últimos dos años, alrededor de 20 mil vehículos comerciales han cruzado ese puente por mes, según estadísticas de la ciudad de Laredo, pero vehículos no comerciales también cruzan el puente Colombia.

Otro cruce cercano, el World Trade Bridge en Laredo, está abierto sólo para tráfico comercial y más de 165 mil camiones cruzan ese puente cada mes durante los últimos dos años, según cifras de la ciudad.

Retrasos, pérdidas y bloqueos

Las inspecciones provocaron rápidamente retrasos generalizados en el comercio transfronterizo después de que Abbott anunciara el programa la semana pasada.

Los camioneros mexicanos en Reynosa, al sur de McAllen, y Ciudad Juárez a principios de esta semana crearon bloqueos que impedían que la carga ingresara a los Estados Unidos como protesta contra las inspecciones adicionales de Abbott.

Algunos camioneros informaron que tuvieron que dormir durante la noche en sus camiones de 18 ruedas porque las inspecciones estatales estaban retrasando las filas, dijeron.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, que ya realiza inspecciones comerciales, calificó las inspecciones estatales como “innecesarias”.

Texas limita con cuatro estados mexicanos: Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

El martes, los gobernadores de Tamaulipas y Coahuila enviaron una carta a Abbott diciéndole que las inspecciones son “demasiado entusiastas” y criticándolo diciendo que “los puntos políticos nunca han sido una buena receta para abordar desafíos o amenazas comunes”.

Confía ‘Maru’ en una solución

María Eugenia Campos Galván, gobernadora de Chihuahua, dijo en un comunicado que le preocupa cómo las inspecciones adicionales han afectado las economías de ambos países. Ella dijo que espera que todos los estados mexicanos que limitan con Texas se unan a ella para tener un diálogo con Abbott para encontrar otra solución.

“Soy un fiel creyente del diálogo y la mediación; y estoy segura que es posible impulsar mejores acciones para fortalecer la seguridad de ambos lados de la frontera, sin afectar la economía de las familias mexicanas y estadounidenses”, dijo.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search