Despiden a 500 agentes en el INM por corrupción

'Vamos nosotros a hacer una limpia de arriba hacia abajo y hacia los lados', prometió el nuevo comisionado Francisco Garduño

Reforma
martes, 25 junio 2019 | 06:41
Reforma |

Ciudad de México— En medio de los operativos para mitigar el flujo de indocumentados, el Instituto Nacional de Migración (INM) enfrenta una reestructura interna por la baja de 500 agentes acusados de corrupción, la contratación de nuevos elementos y la incorporación de policías federales como agentes.

"Vamos nosotros a hacer una limpia de arriba hacia abajo y hacia los lados", prometió el nuevo comisionado del INM, Francisco Garduño, quien asumió el cargo el 14 de junio tras la renuncia de Tonatiuh Guillén.


Corrupción

Desde principios de año, la Secretaría de Gobernación anunció una "limpia" en el INM por denuncias de corrupción asociadas a prácticas ilegales de sus agentes, como la extorsión a migrantes.

En Tamaulipas, por ejemplo, al menos 30 empleados del INM fueron cesados por presuntos actos de corrupción.

En entrevista con Reforma, el titular del INM confirmó que entre los agentes cesados hay quienes son investigados por su presunta colusión con redes de tráfico de personas.
"Creemos que hay una línea de investigación en ese sentido, pero ya será parte de la carpeta de investigación de la Fiscalía y nosotros tenemos que poner las cosas en conocimiento del Órgano de Control para que lo procese, y si es infraganti inmediatamente actuaremos", apuntó.
El INM también ha detectado que algunos de sus agentes cometen actos de corrupción en los aeropuertos, donde se coluden para determinar discrecionalmente quién entra al país y quién es rechazado.
Otras conductas irregulares atribuidas a agentes dados de baja son cambiar sin justificación la calidad migratoria de extranjeros, cobrar dinero por expedir documentos migratorios, e incluso amenazar con operativos si no se les entrega dinero.
"Vamos a dar un informe sobre las bajas, lo que se ha puesto a disposición del Órgano de Control y va a haber sorpresas", anticipó.


Altas y baja
El INM firmó con la Policía Federal un convenio de colaboración mediante el cual se incorporaron poco más de 600 elementos a esas tareas.
En el papel, están comisionados al INM para apoyar y auxiliar en acciones y operativos relacionados con el control migratorio; en los hechos, fueron habilitados como agentes migratorios ante la falta de personal del instituto.
"Son 600 de la Policía Federal que están habilitados como agentes migratorios, que son certificados y pasaron el examen de confianza. Y traemos también casi 100 de la Academia Penitenciaria que también se habilitaron", admitió Garduño.
A estos policías se sumarán próximamente 170 agentes de nuevo ingreso. Otros 69 elementos se incorporaron en abril, luego de que el INM lanzó una convocatoria para reforzar su plantilla operativa en sus oficinas de Cancún, Guadalajara, Puerto Vallarta y Ciudad de México.
El objetivo del instituto es contar con tres mil agentes operativos en el mediano plazo, incluido un grupo especial que pueda moverse por el País en función de las necesidades; hasta el momento suma mil 400 propios y mil "habilitados" en los últimos días.
"El problema en el instituto es que el 70 por ciento está dedicado a las funciones administrativas y solamente 30 por ciento (son operativos), esto es una anomalía en teoría administrativa", expuso.