Nacional

Aumentan personas y quejas en campamento migrante

Más de 59 mil personas han sido enviados al país de acuerdo a programa Protocolos de Protección a los indocumentados, informó The Washington Post

El Diario de Juárez

sábado, 23 noviembre 2019 | 22:48

Matamoros, México.- Filas de coloridas tiendas de campaña se extienden desde la base del puente internacional, en donde desde hace meses viven miles de migrantes que forman parte del programa “Permanecer en México” que implementó la administración Trump, mientras sus solicitudes de asilo son procesadas en las cortes de Estados Unidos.

Esta ciudad --- que se encuentra al otro lado de Brownsville, Texas cruzando el Río Grande y que el Departamento de Estado de Estados Unidos ha considerado como una de las más peligrosas de México --- se ha convertido en uno de los destinos más importantes para los solicitantes de asilo que son regresados de acuerdo a ese programa.

Las personas que visitan Matamoros de manera habitual han dicho que en los últimos meses el campamento se ha convertido en un creciente complejo de por lo menos 3 mil residentes.

La administración Trump creó el programa, formalmente conocido como Protocolos de Protección a los Migrantes, en respuesta a la oleada récord de familias centroamericanas que han cruzado la frontera para solicitar asilo.

Ese programa, según ha dicho la administración, les quita el incentivo de realizar esa ardua travesía si los migrantes saben que no se les permitirá vivir en Estados Unidos mientras son decididos sus casos.

Hasta la fecha, más de 59 mil migrantes han sido enviados a México de acuerdo a ese programa, la mayoría de ellos son familias con hijos, y el número está creciendo cada mes, de acuerdo al Departamento de Seguridad Interna.

Permanecer en México ha enfrentado la crítica  de los defensores de inmigrantes y la unión que representa a los oficiales de asilo del gobierno, que entablaron una demanda ante la corte en el mes de junio desafiando el programa, argumentado que es ilegal y una violación a los derechos humanos básicos.