Nacional

Aprueban Ley de Ingresos; reclaman cifras irreales

Los diputados discuten la reserva de artículos, en la discusión en lo particular

Especial

Claudia Salazar / Martha Martínez
Agencia Reforma

miércoles, 21 octubre 2020 | 10:12

Ciudad de México— El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general la Ley de Ingresos de la Federación 2021 con 279 votos a favor y 123 en contra.

Los diputados discuten la reserva de artículos, en la discusión en lo particular.

El dictamen aprobado prevé un ingreso de 6 billones 262 mil millones de pesos para el próximo año.

Por impuestos, se prevé una recaudación de impuestos de 3 billones 533 mil millones de pesos y deuda por 756 mil millones de pesos.

Los partidos de Oposición reclamaron que la Ley de Ingresos de la Federación 2021 contiene cifras irreales de recaudación de ingresos, que llevarán pronto a un nuevo recorte del gasto.

En la discusión de los ingresos del próximo año, en una sesión que tiene más de 15 horas continuas, diputados de la mayoría negaron que haya una perspectiva negativa en los ingresos.

José Isabel Trejo, diputado del PAN, recordó que el Gobierno de México, en la reunión del G20, reconoció que por el impacto del Covid-19 no hay márgenes de maniobra en programas sociales, económicos ni fiscales, como lo tienen los países avanzados para enfrentar el inmenso gasto, pero ahora afirma que no pasa nada.

Aseguró que los 6 billones 262 mil millones de pesos es un pronóstico lejano de la realidad y significan "cuentas alegres" del Gobierno.

"Ya sabemos que cuando los ingresos no llegan lo que sigue son los dolorosos recortes al gasto social y de inversión.

Dijo que los 3 billones 533 mil pesos de recaudación, lo que es menor a lo previsto para el 2020.

Citó que muestra de que no habrá suficientes ingresos, es que quieren obtener 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar y ponerlos como ingresos del Gobierno, lo que no fue posible.

Citó que con los ingresos petroleros, en lugar de incrementarse, se verán en un escenario de disminución en medio de un mercado muy inestable y altamente volátil.

Indicó que el déficit de los ingresos se advierte en la solicitud de más de 700 mil millones de pesos para contratar deuda.

"Claro que con los impuestos a la baja y el petróleo a la baja se necesita la deuda y si en serio cuantificáramos el gran daño generado por el Covid ponderaríamos el discurso de la rigidez fiscal y contemplaríamos a la baja los impuestos, como lo hemos propuesto y de que pedir prestado en estas circunstancias es mejor utilizar una línea del Fondo Monetario Internacional, que es una buena opción porque además tiene bajísimas tasas", planteó.

Pedro Pablo Treviño, del PRI, indicó que el Gobierno federal se comprometió a construir un país con bienestar, con desarrollo sostenible y con finanzas públicas sanas, pero México enfrenta uno de los escenarios más complejos de su historia moderna.

Expuso que el panorama se ha deteriorado de manera rápida y significativa, con 12 millones de mexicanos sin ingresos y sin certeza de un trabajo; y 10 millones de personas podrían caer en pobreza.

"Frente a este panorama poco halagüeño, la Ley de Ingresos es inercial y muy optimista.

"No establece ningún plan de reactivación económica, por lo que es previsible que tampoco se va a lograr la meta del gobierno, de crecer al 4.6 por ciento. Es evidente que la política fiscal y tributaria no cuenta con bases sólidas para cumplir el objetivo de crecimiento anual", argumentó el priista, que fue presidente de la Comisión de Presupuesto.

También, recordó que la captación de los ingresos tributarios se ubica en poco más de 3.5 billones de pesos, una reducción real del 2.6 por ciento, y que los ingresos petroleros serán inferiores a los aprobados en el 2020 en 8.3 por ciento real, lo que equivale a una reducción de 50 mil 567 millones de pesos.

"En particular, los ingresos del Gobierno federal provenientes del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización del Desarrollo, se estiman en 343 mil millones de pesos, una caída del 19 por ciento en términos reales y se dispone complementar los ingresos tributarios con recursos derivados del financiamiento, o sea, deuda, por 756 mil 790 millones de pesos, 25.2 por ciento más en términos reales en lo que se aprobó en el 2020", detalló.

Coincidió con el PAN de que la meta de la plataforma petrolera es imposible de alcanzar y que generará un boquete de al menos 300 mil millones de pesos.

Tonatiuh Bravo, coordinador de Movimiento Ciudadano, señaló que aun sin Covid-19, México estaría viviendo una desaceleración económica global con profundos efectos.

Reclamó que la Ley de Ingresos no plantea cómo enfrentar la peor crisis que ha vivido nuestro País.

Expuso que hay una plataforma de exportación del petróleo sobreestimada, que no corresponde en casi 400 mil barriles de petróleo diarios a lo que justamente es la taza de todos los días, por lo que los indicadores económicos están sobreestimados.

Mencionó que, de acuerdo al Banco de México, más de 12 millones de empleos se han perdido perdidos y habrá una recuperación que no llega al 50 por ciento en los meses de reactivación económica.

Expuso que se requiere una reforma tributaria, en la que los gobiernos estatales y municipales tengan mayor participación y se pueda fortalecer el federalismo.

El diputado de Morena Marco Antonio Medina expresó que había mucho ruido y pocas nueces en el debate.

"Se habla que hay un presupuesto inercial, de lo que no se habla es que estamos continuando con la misma estrategia.

"Tenemos la mejor ley de ingresos de la Federación en la peor situación que ha vivido el país desde hace 100 años y tenemos el mejor Gobierno para hacer frente a esta situación", afirmó.

Indicó que con los ingresos que se aprobarán se dará un plan de inversión pública, se ampliará la red del sistema de salud y continuarán los programas sociales.

"Seguimos una política completamente distinta a otras crisis, con una política de austeridad se combate la corrupción y la defraudación fiscal, no se han recortado programas sociales ni se van a recortar ni se despide a trabajadores de base, ni disminuye la inversión pública ni se contrata más deuda ni se aumentan más impuestos", argumentó.