Juárez

Video: ‘Juntos’ limpian el río Bravo

Rotarios recorren el bordo fronterizo para recoger desechos

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 28 junio 2021 | 13:15

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez | Voluntario entra al agua para recoger basura Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez | Varios de los asistentes levantan artículos de unicel muy cerca del muro, a la altura del museo Casa de Adobe

Con la consigna de “Juntos limpiemos el río Bravo”, más de 140  integrantes del Club Rotary Internacional llegaron ayer desde distintos puntos de México y Estados Unidos para limpiar el cauce que divide a Ciudad Juárez de El Paso, Texas.

Niños, jóvenes y adultos recorrieron seis kilómetros de la frontera para recoger plásticos, cartones, desechables y toda la basura que encontraron sobre el río internacional, el bordo y las áreas cercanas al muro fronterizo, desde el museo Casa de Adobe hasta la altura del llamado Puente Negro.

La limpieza, que comenzó en esta frontera, se extendió hasta los límites de Matamoros con Brownsville, Texas, de manera simultánea, así como en otras ciudades mexicanas, con la participación de más de 580 personas, informó Vicente Paredes Almanza, cofundador del proyecto de limpiezas de ríos en el mundo. 

Salvador Rico, quien llegó desde Estados Unidos para sumarse a la recolección de basura entre Juárez y El Paso, narró que el programa de la limpieza de ríos comenzó en 2009 en Ukiah, California y que en 2013 se replicó a la frontera natural entre Jalisco y Nayarit, para después comenzar un proyecto internacional que llegó en 2020 al río Bravo. 

“Estamos uniendo dos culturas, dos países; a pesar de la migración, de la economía, estamos tratando también de propiciar paz, prosperidad, cooperación y amor entre los corazones de las personas. Yo siento el dolor de las familias que tienen que migrar a otro país, yo soy migrante también… también migré al otro país y he estado viviendo ahí por más de 30 años”, dijo quien desde las 8:00 de la mañana tomó un costal y unos guantes para recoger todo tipo de basura.

Resguardados por un paramédico y una ambulancia de la Cruz Roja, los rotarios formaron grupos para dividirse a lo largo del río, mientras eran observados desde Estados Unidos por los agentes de la Patrulla Fronteriza, a bordo de sus unidades blanquiverdes. 

“Esto es simbólico porque desde la frontera de México y Estados Unidos le estamos dando el mensaje al mundo de que no importa dónde estés, no importan las fronteras, todos somos humanos, vivimos en un mismo planeta y hay que cuidarlo”, destacó el jalisciense mientras llenaba su primer costal de basura en la zona donde comienza el revestimiento del río Bravo.

Por la misma zona por la que todos los días cruzan la frontera un sinnúmero de migrantes para entregarse a los agentes estadounidenses y solicitar asilo político al gobierno de Joe Biden, un grupo de niños se dedicó a limpiar junto a sus padres. 

“Esta iniciativa comenzó en México hace ocho años con el saneamiento del río Ameca en Jalisco, división con Nayarit… comenzamos con el sueño de sanear los ríos de México”, recordó Paredes Almanza. 

El saneamiento del río tiene como objetivo que la gente tenga cultura ambiental, dijo quien llegó desde Tlaquepaque, Jalisco hasta Ciudad Juárez para participar en la limpieza del Bravo. 

“No conocía Juárez, pero me da mucha satisfacción que la gente está muy involucrada. Y yo siento muy bonito, por ejemplo, que al vernos trabajar aquí la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos vea que la mentalidad del mexicano no es la que teníamos, sino que ahora ya estamos involucrándonos en temas ambientales”, comentó. 

Entre quienes participaron para limpiar el cauce que en México lleva por nombre río Bravo y en Estados Unidos es llamado río Grande, se encontraron habitantes de Ciudad Juárez; Tlaquepaque y Guadalajara, Jalisco; Tepic, Nayarit y Cuernavaca, Morelos; así como de Ukiah, California.

“Queremos salvar el planeta y sobre todo las aguas que circulan entre Estados Unidos y México”, señaló Marcela Esther Chávez, del Club Rotario Juárez Conecta, cuyo presidente, Diego López, destacó que la idea es también crear conciencia en la comunidad de no tirar basura en los espacios públicos. 

Protegido del sol con un sombrero y del Covid-19 con un cubrebocas, Miguel Ángel Carrillo, del Club Juárez Norte de Ciudad Juárez, tuvo que meterse entre lodo estancado en el río internacional para poder recoger la basura de ambos lados de la frontera. 

“Es importante darnos cuenta que estamos destruyendo el planeta con tanta basura que estamos tirando… este es el momento en el que tenemos que empezar a ayudar al planeta, y a los animales también porque se están muriendo y si empezamos limpiando esta zona vamos al menos a contribuir con un pequeño granito de arena”, dijo el fronterizo. 

Plástico, llantas y cartón fueron los principales desechos que se encontraron a lo largo de la frontera, informó Jesús Robles, de 21 años de edad, presidente electo del Club Rotario Juárez Siglo XXI. 

“La cantidad de basura que se genera en estas zonas es impresionante”, destacó después de llenar un costal de vasos y platos de unicel, a la altura del museo Casa de Adobe, a donde cada fin de semana decenas de fronterizos acuden para meterse al río Bravo a nadar y comer en el bordo. 

Después de tres horas, lograron reunir decenas de llantas y costales de basura, la cual fue separada con el fin de reciclarla.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx

close
search