El diario

Un regalo para su hijo, su único deseo

Aurora se levanta cada día con el propósito de conseguir el alimento de Jonathan, quien padece síndrome de Down y del corazón

Sol Gallegos / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez.— Con el sueño de que su hijo pueda obtener un regalo esta Navidad, Aurora Antonia Segura Güereca se levanta cada mañana para poder obtener algo de dinero y así alimentar a su familia. La mujer de 46 años de edad es madre soltera y tiene un hijo con síndrome de Down, mismo que al nacer fue diagnosticado con dos soplos en el corazón.

Diario Omar Morales / El Diario de Juárez | El niño vive junto a su madre y sus sobrinos

El pequeño Jonathan tiene seis años, y a pesar de que tiene dificultad para hablar ha aprendido a sonreírle a la vida, sin importar las adversidades y las carencias que vive su familia, la cual habita una casa en la calle Mármol de la colonia Lomas de Morelos.

Ahí, el menor disfruta jugar con sus sobrinos, hijos de sus hermanos mayores, quienes juegan con él a patear un balón o a correr por el patio de su casa, mientras su madre separa unos cables para poder sacar el cobre, mismo que vende para obtener dinero con el que compra comida para todos.

Aurora narró que tuvo un embarazo muy normal, hasta el día del parto se enteró que su hijo padecía el síndrome y tenía afectaciones en su corazón, así como retención de líquidos.

Diario Omar Morales / El Diario de Juárez | Madre e hijo sonríen para la fotografía

Indicó que los médicos comenzaron a tratarlo, pero tras la muerte de su madre, quien partió hace cinco años y le ayudaba a cuidarlo mientras ella laboraba, tuvo que salirse de su empleo para dedicarse a su hijo, quien pasó mucho tiempo internado por neumonía.

“Desde que nació duró 20 días internado con oxígeno, pasaban tres días y tenía que volver a internarlo y así me la pasaba con él. Estuvo internado tres veces por neumonía y ya pensaba yo que no la iba a librar, una vez se me puso muy mal, empezó a vomitar sangre y lo llevé al Hospital Infantil y ahí lo operaron”, mencionó.

La madre de familia dijo que a partir de ese momento comenzó la difícil prueba para ella, ya que luego del fallecimiento de su madre le siguió el de su hermano, y después la muerte de su papá, fue ahí cuando comenzó a tener muchos problemas, incluso, para darles sepultura a sus familiares.

“Fui a la Presidencia para pedir una ayuda para poder enterrar a mi mamá, de mi hermano y de mi papá mis hijos como pudieron completaron los gastos”, explicó.

Para cuidar a su hijo, Aurora sale a buscar bote, fierro o cualquier cosa que le sirva y que pueda vender para poder salir adelante con su familia; desea poder obtener dinero suficiente para que el pequeño Jonathan pueda recibir atención médica, ya que desconoce el estado de su corazón.

Señaló que las Navidades se han vuelto grises, ya que su familia ya no está completa tras la muerte de sus padres, su hermano y su hijo que falleció un 25 de diciembre… desde ese momento decidió ya no celebrar esta festividad, además que no cuenta con los recursos para adornar su hogar o realizar una cena para su familia.

Recordó que fue antes de la muerte de su madre que celebró la Navidad, en donde la pasó junto a sus seres queridos, a pesar de la ausencia de su hijo, quien ya había muerto.

“No tenemos pino navideño, ni adornos, ya tiene muchos años. El último pinito que pusimos fue cuando mi mamá todavía vivía, celebramos la Navidad en familia; estábamos todos, la recuerdo muy bonito todos conviviendo, aunque ya tenía la ausencia de mi hijo y yo trataba de darle ánimos a mi mamá porque a ella fue a quien se le cargó”, explicó.

Para poder encontrar ropa y calzado para su hijo, Aurora dijo que cuando hay “rait” acude al tiradero municipal, aunque no asiste a menudo ya que no le gusta estar tan alejada del menor por tanto tiempo.

Explicó que para esta fecha decembrina su único deseo es que a su familia no le falte salud, frijoles y sopa para comer, pero tiene el anhelo de que para esta Navidad su hijo pueda tener un regalo, y explicó que el pequeño Jonathan usa talla ocho de ropa y 17 de zapato.

Si usted desea apoyar al niño Jonathan Eduardo Segura Güereca y a su mamá, puede comunicarse al número de teléfono (656) 334-8127 o acudir a su domicilio ubicado en la calle Mármol 806 de la colonia Lomas de Morelos.