Juárez
Turismo médico

Se atienden en Juárez para ahorrar en gastos

Tres de cada diez pacientes en hospitales privados aquí son estadounidenses

El Diario de Juárez / José Sánchez, de 50 años y residente de El Paso, en una óptica de la avenida Juárez

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

lunes, 16 septiembre 2019 | 12:08

José Sánchez, de 50 años y residente de El Paso, Texas, acude a la avenida Juárez de esta frontera para ahorrar hasta el 78 por ciento de los costos en anteojos y exámenes de la vista para sus familiares. Refiere que en Estados Unidos los costos oscilan en unos 180 dólares por persona y aquí están en el rango de los 40.

Sánchez es uno de los miles de norteamericanos que conforman el turismo médico de Ciudad Juárez. Según estimaciones de Jaime Oest Dávila, presidente del Colegio Médico Estatal y director de Chihuahua Medical Destination, tres de cada diez pacientes de hospitales privados aquí son estadounidenses.

Oest Dávila, entrevistado luego de que el tema de la cobertura de salud dominara el debate entre aspirantes a la candidatura presidencial demócrata en Estados Unidos, estimó que hasta un 15 por ciento de las casi 30 millones de personas que carecen de cobertura médica en Estados Unidos se atienden en las ciudades fronterizas mexicanas como Tijuana y Juárez.

Sánchez, quien dijo laborar en el área de mantenimiento de las instalaciones de la Fuerza Aérea norteamericana pero estar de momento incapacitado, indicó que sí cuenta con seguro médico pero precisó que no implica diferencia porque aun así en el vecino país el servicio sigue siendo muy costoso.

“Allá eso (los servicios médicos) son muy elevados. Aquí son mucho más baratos; es la realidad. A todos nosotros nos conviene bastante México. Contamos con seguro allá (en El Paso) pero es lo mismo, igual te piden una parte y sigue siendo muy caro”, indicó.

Los servicios más requeridos por los estadounidenses son los de odontología, oftalmología, cirugía bariátrica y plástica, así como de ortopedia y otorrinolaringología, dijo Oest Dávila. 

Indicó que para impulsar este tipo de turismo médico aquí es necesario que Juárez trabaje arduamente la creación de un carril exprés de retorno a El Paso y la implementación de vuelos internacionales en el aeropuerto Abraham González.

“En Tijuana tienen un sistema de carril médico exprés de retorno de México a California y el mecanismo que manejan es que el Municipio le vende al médico boletos para un carril exprés de retorno, se los obsequia a sus pacientes para que puedan regresar más rápidamente a Estados Unidos. Eso pone en desventaja a Juárez porque los tiempos de regreso a El Paso son extremadamente prolongados (…) Tijuana tiene como 33 vuelos semanales. En Juárez no tenemos ninguno”, indicó.

Locatarios de servicios médicos en la avenida Juárez coincidieron con lo afirmado por Oest Dávila, ya que en entrevistas indicaron que las largas filas de los puentes internacionales, aunadas a la inseguridad, desmotivan a los extranjeros a consumir los servicios que ofrecen y disminuyen su competitividad.

Guadalupe González Magallanes, odontóloga general que tiene su despacho en la Juárez, indicó que por lo menos atiende a un cliente norteamericano por semana y que éstos tienden a desanimarse cuando los cruces internacionales presentan filas largas, situación que los impactó con la oleada migrante.

“Vienen ya cuando les duele mucho su padecimiento, y ahí sí que se tienen que aguantar las filas. No les queda de otra pero cuando están las filas largas por lo regular se abstienen de venir. Sí ha estado bien el arribo de personas de El Paso, nomás cuando estuvieron las filas largas por los migrantes (que se apostaron en el puente a fines del pasado año) se bajó mucho. Esperemos que no pase otra vez y que el gobierno pueda garantizarles (a los norteamericanos) un retorno rápido a El Paso y más seguridad”, indicó.

Martín Herrera, optometrista que tiene su óptica en la misma avenida, al igual que González Magallanes, puntualizó que los clientes estadounidenses dejan de venir a esta frontera cuando las filas son muy largas.

“Tiene poco que se estabilizó la línea, hay que esperar que se mantenga así para que sigan viniendo los clientes. Aquí lo que nos ayuda mucho son los extranjeros, que además les platican a sus familiares y ya se los traen para que los atendamos”, precisó e instó a las autoridades a buscar alternativas de apoyo. 

Francisco Terrones Herrera, odontólogo que también tiene su consultorio en la referida vialidad, añadió que las líneas bajan hasta en un 80 por ciento la clientela de extranjeros y que en los 35 años que tiene con su negocio en dicho sitio nunca había sentido un impacto tan fuerte en su economía como ahora.

“Definitivamente (es más barato aquí) pero el problema es que con la política del presidente Trump, de cerrar los puentes a cada rato, y con la llegada de los migrantes, es una cosa terrible (mantener el negocio), ya no quieren venir. Es raro (el extranjero) que viene a tratarse”, indicó el especialista en endodoncia.  

Apoyar al turismo médico a través de las precisadas recomendaciones, dijo Oest Dávila, mejorará la situación económica, no sólo de los especialistas en salud sino indirectamente a los demás comercios, ya que los norteamericanos traerán consigo a familiares, mismos que requerirán comer u hospedarse en algún hotel de la localidad. Éstos “consumirán aquí y permitirán el desarrollo económico de la frontera”, señaló. (Alejandro Vargas / El Diario)

Los servicios más requeridos

• Odontología

• Oftalmología

• Cirugía bariátrica 

• Cirugía plástica

• Ortopedia 

• Otorrinolaringología

avargas@redaccion.diario.com.mx