Juárez

Retrasan judicializar agresión a héroe

Ministerio Público espera que las partes en conflicto lleguen a un acuerdo, informó personal de la Fiscalía General del Estado

Archivo/ El Diario de Juárez

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

jueves, 20 agosto 2020 | 14:42

La Fiscalía Especializada en Investigación de Violaciones a los Derechos Humanos concluyó la investigación en torno al delito de discriminación probablemente cometido por Rolando Talavera Sánchez, administrador de una plaza comercial, contra una enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Sin embargo, el Ministerio Público aún no resuelve judicializar la carpeta al esperar que las partes en conflicto lleguen a un acuerdo, informó personal de la Fiscalía General del Estado (FGE). 

La denunciante, identificada como “Martha”, afirmó a El Diario que la representación social y ella nunca han hablado de acordar una reparación del daño, por lo que dijo desconocer que éste sea el motivo por el que la carpeta de investigación no sea turnada ante un juez de control.

En entrevista, la denunciante respondió que la información que ella tiene respecto al avance de la indagatoria es que los investigadores estuvieron (en Ciudad Juárez) haciendo las entrevistas que faltaban.

“Nunca se ha hablado de llegar a un acuerdo”, afirmó. 

La víctima insiste en que su exigencia es simple: que se haga justicia. 

En México está prohibida toda discriminación que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas, cita el artículo primero de la constitución política mexicana.

Impedir el acceso a cualquier servicio público o institución privada que preste servicios al público, limitar el acceso y libre desplazamiento en los espacios públicos –como ocurrió el 3 de julio cuando la afectada y sus compañeros médicos y enfermeras fueron expulsados de la plaza por instrucciones del administrador de la plaza comercial–, así como incurrir en actos de discriminación contra el personal de salud son delitos en Chihuahua.

Ayer personal de la FGE dijo que, si bien están en espera de que el Ministerio Público judicialice la carpeta de investigación, el fiscal a cargo buscará que la persona denunciada logre un acuerdo reparatorio, ya que por ser un delito menor la ley contempla que las partes en conflicto concilien.

“La determinación final está en el Ministerio Público”, dijo el entrevistado, quien solicitó la reserva de su nombre por no estar facultado para dar entrevistas. Este acuerdo, insistió la afectada, está descartado.

El incidente, que causó indignación entre la comunidad fronteriza, ocurrió el viernes 3 de julio a las 10:20 horas en el área de comidas de la plaza ubicada en la Zona Pronaf.

Los restaurantes ofrecían la comida para llevar y al que acudió “Martha”, como fue identificada la enfermera por razones de seguridad, era el que le quedaba más cerca de su trabajo en el Hospital 6 del IMSS.

“Estábamos alrededor de cinco a siete personas comprando. Una compañera y yo nos sentamos en una jardinera y un guardia se acercó para decirnos que por orden de Gobernación nosotras no podíamos estar sentadas. Yo le comento que nos vamos a levantar, pero le aclaro que Gobernación no prohíbe que estemos sentadas”, explicó la mujer.

Las dos enfermeras se acercaron al local donde ordenaron los alimentos y empezaron a platicar con dos médicos que también esperaban su comida, cuando llegó el hombre al que identificaron como Rolando Talavera Sánchez, administrador de la plaza, a tomarle fotografías.

“Al momento que me toman la foto le pido por favor a la persona que borrara la imagen porque no lo autorizaba y él con ademanes groseros me dijo ‘lárgate de aquí, ya me tiene cansado todo el personal de salud que viene a esta plaza, esto es propiedad privada’”, narró la enfermera.

Uno de los médicos que la acompañaba, cliente del negocio de comida, intervino en su defensa y también fue insultado.

“A él le dijo ‘tú no te metas, cabrón’. Cuando el doctor le pedía que dialogáramos y que borrara la fotografía, este señor respondió otra vez con insultos y me dijo ‘lárgate de aquí, eres una vieja naca, lárguense de aquí y no pueden entrar porque es propiedad privada’”, agregó.

Cuando la enfermera se retiró, desde el hospital decidió llamar al 911 y denunciar los hechos, que quedaron asentados bajo el folio 0702012348. Dos unidades de Seguridad Pública atendieron el llamado y la acompañaron a la plaza para solicitar que borraran su fotografía.