Juárez

Muestran el camino

Organismo presenta guía para buscar a un familiar desaparecido

Tomada de internet

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 04 marzo 2021 | 13:00

¿Cómo comenzar a buscar a un familiar desaparecido? Tras dos años de escucha, intercambio y sistematización de saberes en torno a la búsqueda en vida de personas desaparecidas en México, el Grupo de Investigaciones en Antropología Social y Forense (GIASF) y la asociación civil Serapaz presentaron una guía con el fin de ofrecer una herramienta a las familias que pasan por este proceso.

“Caminos para Búsqueda: saberes y experiencias de familias y colectivos”, es la guía que puede consultarse vía Internet a través de la página https://desaparecidosbusquedaenvida.mx/, en donde se explica la metodología y la propia búsqueda como una emergencia, la cual debe poner en el centro las necesidades de las familias, priorizando el principio de no revictimización, consentimiento informado y comunicación continúa, pero también toda búsqueda debe ser segura y proteger, ante todo, la vida de la víctima y de quienes le buscan.

“Corremos muchísimos riesgos, sí es verdad; estamos nosotros acudiendo a los primeros pasos a seguir en un momento de dificultad, en un momento de desesperación podemos caer en muchos riesgos que no vemos y no prevemos momentáneamente por la rapidez con la que tendríamos que actuar”, destacó Virginia Garay, integrante del colectivo “Guerreras en busca nuestros tesoros” y madre de Bryan Eduardo Arias, desaparecido en febrero de 2018 en Nayarit.

Las primeras horas de la búsqueda de una persona desaparecida son cruciales para encontrarla con vida, por lo que se destacan cinco puntos que deben seguirse: el primero es descartar que la persona desaparecida sea localizable, para lo cual una opción es llamar a las personas de confianza para saber si alguien conoce el paradero de la persona ausente.

Otra sugerencia es consultar el Registro Nacional de Detenciones (https://consultasdetenciones.sspc.gob.mx/) para descartar que pudiera estar detenida.

El segundo paso es recopilar toda la información que pueda sobre la persona desaparecida, como las características y datos personales, redes sociales y últimos contactos, además de describir las rutinas y las personas a las que frecuenta y revisar qué se llevó de sus pertenencias. 

El tercer punto es relatar y registrar los hechos; como horarios, personas involucradas, autoridades relacionadas, vehículos vistos o testimonios, y generar hipótesis sobre su ausencia. 

El cuarto punto es reportar y denunciar ante las autoridades, para lo cual es importante no permitir que le hagan esperar 72 horas y nunca dejar documentos originales. 

Y el quinto punto es realizar su propia ficha de búsqueda y cuidarse, tanto física como emocionalmente. 

Toda búsqueda debe promover el uso de herramientas de análisis de contexto, para que su actuar sea estratégico y basado en análisis complejo de los casos, no como hechos aislados, sino como parte de dinámicas criminales. Sin embargo, cada búsqueda merece un método propio, que corresponda a las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que ocurren las desapariciones, se destaca en la página web. 

Además de presentar una lista de organizaciones con las que se pueden crear redes de apoyo, la guía también explica las obligaciones que tienen las autoridades en la búsqueda, y los elementos para comprender la desaparición de mujeres y de las personas migrantes, quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad añadida. 

Consultar material en

https://desaparecidosbusquedaenvida.mx/

hmartinez@redaccion.diario.com.mx