Juárez

Médicos agradecen… y voluntarios los alimentan

Reconoce gremio a ‘héroes de blanco’ con manta frente al Hospital 66

El Diario

Luz Sosa/ Verónica Domínguez
El Diario

martes, 21 abril 2020 | 11:22

Ciudad Juárez.- El sacrificio inherente de una profesión de alto riesgo como la Medicina no siempre es reconocido por la sociedad, concluyeron integrantes del grupo ‘Médicos de Ciudad Juárez’, que colocaron en la entrada del Hospital Regional 66 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) una manta para decir “Gracias” a todos los héroes de blanco que están combatiendo la enfermedad Covid-19. 

A su vez, motivados por el esfuerzo que realiza el personal médico, miembros del Centro Familiar Aposento Alto, optaron por llevarles alimentos.

“Queremos darles apoyo moral porque sabemos lo que ellos están atravesando, con todas las vicisitudes que están teniendo el personal médico, enfermeras, personal de intendencia; es una manera de decirles que estamos con ellos, que valoramos su trabajo, que reconocemos su esfuerzo y en especial por el sacrificio y el riesgo que están corriendo en esta batalla”, dijo la doctora Herlinda Pérez.

La profesionista explicó que este grupo, que aglutina a mil 683 profesionistas de la salud en la frontera, fue creado a través de la red social Facebook.

Es aquí en donde médicos y enfermeras han expuesto las diversas situaciones que enfrentan desde lo laboral, emocional, familiar y económico, por lo que al conocer de primera mano los testimonios de los médicos y enfermeras del Seguro Social, decidieron enaltecer su trabajo. 

La manta fue colocada ayer por la mañana a las 07:30 horas, justo en el cambio de turno, y fue un trabajador del IMSS el que agradeció el gesto. 

“Como médicos sabemos que la profesión lleva cierto sacrificio, incluso desde la formación. Sabemos el sacrificio que ellos y ellas están haciendo en la atención a los pacientes por Covid-19, porque muchos de ellos están lejos de sus familiares para no contagiarlos y trabajan con carencias”, expuso Pérez.

La doctora lanzó un exhorto a la población para que cambie el concepto del personal de salud del IMSS. “Ellos no están haciendo mal las cosas, al contrario, tampoco los pueden ver como fuente de contagio. Son personas con mucha capacidad y profesionalismo que está cumpliendo con su trabajo y por ello algunos están pagando las consecuencias arriesgando su propia salud”, precisó.

Además, como una forma de reconocer el trabajo del personal médico, el pastor ‘Chito’ Aguilar, del Centro Familiar Aposento Alto, dio a conocer que el domingo fue la primera entrega de alimentos al personla médico del Hospital 66.

Alrededor de 200 burritos, acompañados de bebidas, se llevaron al hospital a las 7:00 de la mañana, gracias a donaciones de los miembros de la congregación.

“Están trabajando doble turno, no pueden salir a comprar comida.. nosotros decidimos llevar dos hieleras repletas de burros, regalos en unas bolsas en donde pusimos termos; llevamos sodas, aguas y pan dulce”, dijo el pastor.

Comentó que sólo se llevará alimentos al Hospital 66 debido a que es donde se atienden los pacientes de coronavirus y las jornadas de los empleados son exhaustivas.

“La gente estuvo muy agradecida y nos permitieron que hiciéramos oración por ellos”, dijo Aguilar.

“Invito a la comunidad para que ayude; ellos están arriesgando su vida, no pueden salir a comer porque deben proteger a las demás personas. Al llegar a su casa todavía tienen que asearse para cuidar de su familia, en realidad no tienen el tiempo ni para comer”, enfatizó el pastor.