Juárez

Llega López Obrador y le llueven peticiones

Loteros piden su intervención contra la corrupción en Aduana y activistas le solicitan impedir operación de mina en Samalayuca

Salvador Castro/
El Diario de Juárez

viernes, 10 enero 2020 | 06:00

El presidente Andrés Manuel López Obrador llegó ayer alrededor de las 6:45 de la tarde al aeropuerto internacional Abraham González en un vuelo comercial de Aeroméxico, donde fue recibido por decenas de personas, algunas de las cuales le entregaron escritos con peticiones e inconformidades.

Familias de Samalayuca le hicieron entrega de una carta en la que solicitaron al mandatario su intervención para impedir que se instale la mina de cobre a cielo abierto, ya que señalaron que ésta traería contaminación al medio ambiente y problemas de salud a los pobladores.

Un grupo de loteros de “Teto’s Car” se colocó en el exterior del aeropuerto solicitando cinco minutos de atención del presidente para que escuchara sus demandas, entre ellas acabar con la corrupción en la Aduana Mexicana, los altos costos y dificultades para la importación de vehículos.

Los inconformes impidieron por unos minutos el paso del presidente con una enorme pancarta, pero finalmente permitieron que continuara su camino rumbo a una camioneta, no sin antes increpar al delegado Juan Carlos Loera de la Rosa. Los loteros recibieron la promesa de que serían recibidos hoy a las 11:00 de la mañana por un representante de Gobernación.  

A su llegada, el presidente de la república no ofreció declaraciones a los medios de comunicación y sólo expresó: “mañana hablaremos”.

El mandatario era esperado por el delegado Juan Carlos Loera de la Rosa y varios funcionarios, así como seguidores, quienes acudieron para saludarlo e incluso para pedirle una “selfie”.

En su camino al hotel donde descansaría, decenas de familias se instalaron sobre la carretera Panamericana para pedirle su intervención para que no se instale la mina en el lugar. Los pobladores colocaron un camión con una enorme pancarta en la que le daban la bienvenida al mandatario y le pedían que se cancele el proyecto porque contamina.

Una de las manifestantes mencionó que personas no identificadas están levantando una encuesta en la que piden un voto de confianza para la instalación de la mina.