Juárez
Revelan en audiencia

Infiltran ‘aztecas’ a la Fiscalía estatal

Informantes entregan al grupo criminal fotos del personal y hasta datos de las investigaciones, afirman policías

Archivo/El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

viernes, 06 diciembre 2019 | 09:45

Ciudad Juárez— El grupo criminal “Los Aztecas” tiene en la Fiscalía General del Estado (FGE) Zona Norte informantes que le facilitan fotografías del interior del edificio y del personal, así como reportes de las bases de datos y de diligencias de investigación, de acuerdo con lo expuesto ayer por policías de la Unidad de Inteligencia de la propia corporación durante un juicio oral.

El enjuiciamiento se sigue en contra de dos integrantes de esa organización delictiva, Andrés González Pérez, alias “El Guayabo”, y Lizeth del Carmen Guzmán Agosto, “La Poka”, acusados de participar en el atentado perpetrado el 27 de octubre del 2017 en perjuicio de los agentes ministeriales Pedro Valadez Rodríguez, Héctor Manuel Montañez Ríos y una mujer policía que sobrevivió identificada con las iniciales B.A.M.M.

Al comparecer ante el Tribunal de Enjuiciamiento que determinará si González y Guzmán son culpables o inocentes, la investigadora María Guadalupe Valdez Nava dijo que como parte del atentado contra sus compañeros se aseguró el celular del presunto narcotraficante Juan Pablo Vázquez Olivas, “El Compadre”, y ahí se encontró el material que recibe posiblemente de personal de la propia Fiscalía.

En el teléfono se encontraron fotografías de la casa de B.A.M.M. a diferentes horas del día, por lo que se presume que se montó vigilancia en el exterior de la vivienda, además de imágenes de las cámaras instaladas en la ciudad y administradas desde el C-4 y fotos de la Fiscalía, del área de Detenidos y de los Separos.

También fotografías de diligencias efectuadas ante el Ministerio Público (MP), entre éstas del presunto narcotraficante Martín Mares Peña, “El Timberlam”, de una base de datos denominada IDEM, dijo la testigo.

En el celular se encontraron fotografías del primer comandante de la Fiscalía en la Zona Norte, Guillermo Arturo Zuany Portillo, y de un agente de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) del área de Inteligencia, agregó esa testigo, quien también dijo que es posible que Vázquez –quien ya fue asesinado– era un receptor de información en la estructura criminal, pues tenía muchos archivos de personas detenidas, tanto del grupo criminal al que pertenecía como de bandas contrarias.

Otro investigador de la FGE que fue llamado al estrado por el agente del MP a cargo del caso dio a conocer ayer al Tribunal que a través de la aplicación WhatsApp un informante identificado en el celular como “Whatson” alertaba a “El Compadre” –quien utilizaba el nombre de Domingo Corrales– sobre los operativos que implementaba la Fiscalía, incluyendo el número de agentes que iban a participar.

“Usted no vaya a salir para nada”, se indicaba en uno de los mensajes que recibió “El Compadre” en noviembre del 2017.

“Oye la herramienta (armas de fuego) las voy a mandar a su origen. Se me hace más seguro, al cabo ahí nadie sabe”, se revela en otro mensaje escrito. En uno más se leía “k digan dónde está el herraje (armas de fuego)”, y en otro “¿seguiré apoyando a Jimy en la mesa (grupo de poder que tomaba decisiones) o qué rollo?”.

Este juicio oral lleva más de tres semanas en proceso y el MP aún está desahogando pruebas.

redaccion@redaccion.diario.com.mx