Juárez

Impune, feminicidio de hace 26 años

Aracely Esmeralda Martínez Montañez fue torturada y estrangulada en 1995; no hay detenidos en el caso

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

miércoles, 07 julio 2021 | 13:18

Cortesía | Su madre junto al retrato de su hija

En julio de 1995, a dos años de que comenzara el conteo oficial de los feminicidios registrados en Ciudad Juárez, Aracely Esmeralda Martínez Montañez despidió a su familia en la central de autobuses y regresó a su hogar para formar parte de una celebración sorpresa hecha por sus amigos, pero a 26 años de aquella noche aún continúa sin esclarecerse cómo terminó asesinada en un lote baldío a kilómetros de su casa. 

Aracely tenía 19 años cuando su cuerpo semidesnudo fue encontrado con múltiples marcas de tortura a un costado de la Granja Santa Elena, en el kilómetro 20. Luego de haber golpeado su cabeza con un tubo, alguien la sacó inconsciente de su casa y la llevó  afuera de la ciudad donde –durante un amanecer del 3 de julio y con los rayos del sol como únicos testigos– la estranguló y cubrió con una lona azul.  

“Cubrieron su cuerpo semidesnudo después de haberla asesinado, para dejarla ahí tirada en medio de la basura, sin que nadie haya escuchado nada”, escribió Rosaura Montañez, la mujer que un 5 de abril de 1976 dio vida a Aracely y 19 años después tuvo que enterrarla sin haber podido identificar su cuerpo, en un ataúd sellado y en un panteón que ella no eligió, pero que las autoridades locales de entonces le impusieron. 

La tarde del 2 de julio de 1995 la familia de Aracely viajó por carretera a León, Guanajuato, a donde se mudarían luego de cinco años de residir en Ciudad Juárez, un municipio reconocido mundialmente por los múltiples asesinatos de mujeres y la impunidad en torno a ellos, pero Aracely decidió quedarse un día más y el que sería su último día en esta frontera se convirtió en su fecha de muerte.

“Fue muy raro porque sentía una profunda tristeza: era la primera vez que nos separábamos, lloramos y nos abrazamos como si ya no nos volviéramos a ver. El camión salió y Esmeralda se fue”, contó su madre, quien a pesar de las múltiples amenazas regresó a esta ciudad a finales de la década de los 90 para exigir que se continuara con la investigación del asesinato de su hija, exigencia que aún permanece vigente. 

El asesinato de Aracely se registró alrededor de las 6 de la mañana del 3 de julio, su cuerpo fue encontrado a partir de una denuncia anónima realizada ante las autoridades cuando aún nadie de su familia sabía de su muerte y, de acuerdo con el testimonio de su madre, la primera persona en identificar el cuerpo fue una amiga que estuvo con ella la noche anterior en su despedida. 

A pesar de todas las personas que estuvieron presentes durante el festejo sorpresa, nadie supo explicar qué fue lo que sucedió, incluso señalaron que Aracely se quedó sola después de la despedida, pero con el paso del tiempo las versiones se fueron contradiciendo y, sin embargo, hasta el momento no hay ningún detenido aunque sí un sospechoso: J.M.C, un amigo y vecino que después del asesinato paseó en la camioneta de la joven.

En la búsqueda de justicia por el asesinato de Aracely, la familia Martínez Montañez sólo ha logrado que una placa con su nombre sea instalada en el memorial de víctimas de feminicidio del Campo Algodonero que el gobierno instauró en atención de la recomendación hecha por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y amenazas como “váyase si no quiere problemas, que todavía tiene más hijos”, hecha por autoridades locales, según denunció Rosaura Montañez. 

El pie izquierdo de Aracely fue lo último que vio su madre antes de enterrarla en el panteón Tepeyac, se le prohibió mirar su cuerpo ante la excusa de protegerla de la posible impresión que tendría al ver el rostro desfigurado de su hija, pero aceptó llevárselo y sepultarlo para tener un lugar dónde llorarle. 

“Podrán silenciar tus labios, pero jamás mi corazón, podrán matar tus sueños, pero jamás mi sed de justicia”, escribió Marcela Martínez, hermana de Aracely, quien tenía cinco años cuando fue asesinada y, a pesar de su corta edad, aún la recuerda y cada 3 de julio asiste a su tumba para colocarle un ramo de flores. 

Para conocer

-Aracely Esmeralda Martínez Montañez fue asesinada el 3 de julio

- Su cuerpo fue encontrado a partir de una denuncia anónima

- La primera persona en identificar el cuerpo fue una amiga 

- El pie izquierdo de Aracely fue lo último que vio su madre antes de enterrarla

- Se le prohibió mirar su cuerpo ante la excusa de protegerla de la posible impresión que tendría al ver el rostro desfigurado de su hija

close
search