Juárez

Rezagada Juárez en accesibilidad

Personas con discapacidad siguen siendo relegadas a la hora de planificar la infraestructura vial

Luis Carlos Cano C.
El Diario de Juárez

viernes, 02 julio 2021 | 12:44

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Paviento en malas condiciones impide llegar en silla de ruedas de una rampa a otra Carlos Sánchez / El Diario Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— En Ciudad Juárez se sigue careciendo de la infraestructura que garantice a peatones y personas con discapacidad transitar sobre las banquetas de manera accesible, libre y segura, señalaron representantes de organizaciones civiles que trabajan por las personas con discapacidad visual y de capacidades diferentes.

Aquí es mucho el rezago que se tiene en materia de accesibilidad para las personas con discapacidad visual, motriz y auditiva. Como sociedad civil hemos tenido que estar muy al pendiente de cualquier obra que se realice para asegurarnos que las banquetas cuenten con el acceso necesario, dijeron Laura Antillón, directora de Desarrollo Institucional de Fundación Integra y María Otilia Herfter Rivera, directora del Centro de Estudios para Invidentes (Ceiac).

“No ha mejorado gran cosa la situación en este sentido, las personas con discapacidad encuentran muchas dificultades para desplazarse por cualquier punto de la ciudad; hasta ahora sólo en la avenida Juárez han hecho algo para que puedan transitar por ahí, pero eso no ocurre en otras zonas de la ciudad”, señaló Antillón.

Cuando remodelaron esa calle, dijeron Antillón y Herfter, fueron construidas las rampas y las guías podotáctiles que sirven a las personas con discapacidad visual para caminar, ya que las guían y les indican cuándo hay que detenerse, pero estas áreas son bloqueadas por los comerciantes que colocan tambos o mesas sobre ellas, además de otros que las tapan con estanquillos de revistas.

“Tienen que hacerse campañas de sensibilización para que no bloqueen las guías podotáctiles, ya que al taparlas es como si no existieran, afectando con ello a las personas con discapacidad visual”, dijo Herfter Rivera.

Por su parte Antillón comentó que con base en el censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) son tres tipos de discapacidad los más comunes: la motriz, visual y auditiva, pero son varios los aspectos a los que tienen que enfrentarse las personas cuando se desplazan de un sitio a otro.

Ambas destacaron que no se trata sólo de construir rampas en las banquetas, deben estar bien construidas, que tengan efecto tipo abanico donde se desvanece y fluya hacia el arroyo vehicular, sin obstrucción de rejillas, de pedazos de piedra olvidados, sin postes y cableados, o remanentes de obras antiguas.

“Es difícil y complicado para una persona que presenta discapacidad motriz y usa andador, muletas o silla de ruedas, el desplazarse sobre banquetas que están dañadas, destruidas, inexistentes, con tapas de registros abiertas, con postes a la mitad o algunos otros obstáculos”, dijo Antillón.

En cuanto a la discapacidad auditiva, indicó, es necesario que en todos los cruceros se instalen semáforos peatonales en los que la persona pueda ver cuándo le corresponde caminar; incluso hay algunos que con números indican los segundos que tiene la persona para llegar de un lado al otro lado de la calle.

Claro que no los tenemos en la ciudad, pero los grupos de la sociedad civil que buscamos cambios en los accesos a todos los peatones en las banquetas, insistimos en que se tengan todas las facilidades para el desplazamiento de personas con discapacidad, señaló.

Comentaron que como parte de esa exigencia para mejorar los accesos a banquetas en cualquier punto de la ciudad, revisarán la accesibilidad del sistema de transporte en la ruta BRT-1, con visitas que harán a los paraderos construidos por el eje vial Juan Gabriel y en el bulevar Zaragoza.

“La intención es que haya acceso no sólo en las estaciones, sino también en las banquetas cercanas, que cualquier persona pueda transitar sobre ellas sin problema para bajar a la calle y cruzarla”, dijo Laura.

La misma revisión se hará en la BRT-2 que se construye sobre la avenida Tecnológico y Paseo Triunfo de la República, para que se garantice que sea un acceso tanto en los paraderos del transporte, como en las zonas aledañas, señalaron.

Herfter dijo que ya tienen tiempo trabajando en unión el Ceiac, Fundación Integra y la Asociación de Escuelas para Sordos, buscando la accesibilidad universal en las banquetas y semáforos, así como en otras obras de infraestructura de la ciudad, para facilitar el desplazamiento de las personas con discapacidad.

Comentó que han tenido reuniones con regidores de las comisiones de Derechos Humanos y de Grupos Vulnerables, pero desde hace varios años están trabajando varias organizaciones de la sociedad civil con relación al tema de movilidad y la accesibilidad.

Gracias a esto, indicó, el año 2019 se aprobó en el Reglamento de Construcción de Juárez la obligatoriedad para aplicar las normas de accesibilidad para cualquier construcción nueva pública o privada.

La directora del Ceiac dijo que propusieron una partida especial en el presupuesto de este año para esas mejoras en las banquetas, semáforos y en otras áreas, pero no se obtuvo nada, por lo que se reunirán con las autoridades de la nueva administración municipal para tratar el tema.

“Aprovecharemos la plática para exponer la situación de las banquetas en la ciudad, algo que afecta a todos, ya que hay zonas donde no están completas, y las que están, no tienen rampas de acceso para personas con discapacidad, como ocurre en la Tomás Fernández, en el bulevar Juan Pablo II y en muchas más por todos rumbos de la ciudad”, indicó.

Destacó que recurrentemente han estado documentando los recorridos que hacen los usuarios de sillas de ruedas y bastón por las banquetas de las avenidas, y captando las irregularidades que les impiden el libre acceso y seguro para moverse de un sitio a otro en la ciudad.

Además de que se debe contar con los accesos en banquetas y edificios, indicó, el Gobierno municipal también debe hacer cumplir el reglamento para que en casas y negocios no ocupen las banquetas para estacionar vehículos, ya que eso perjudica a las personas con discapacidad visual.

Herfter Rivera comentó que hace aproximadamente tres años, uno de los usuarios del Ceiac caminaba por la banqueta de Paseo Triunfo de la República, pero en un tramo había vehículos estacionados y se vio obligado a bajarse a la calle, pero fue atropellado, sufriendo varias lesiones.

Porcentaje de juarenses con alguna discapacidad

Con poco más de un millón y medio de habitantes, el 3.6 por ciento de la población juarense vive con alguna discapacidad y de ellos el 51.1 por ciento son mujeres, en tanto que el 48.9 por ciento son hombres, se documenta en la Radiografía Socioeconómica del Municipio de Juárez, elaborada por el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP).

La investigación del IMIP contempla en un universo de 30 mil personas, la proporción de la población juarense con alguna condición o limitación en la actividad física, y esta tiene su mayor porcentaje en quienes presentan problemas para caminar o moverse, con 24,230 casos.

Le siguen las personas con limitantes para ver, con 17,651 casos; las que tienen problemas mentales con 4,321, y con problemas para escuchar son 3,769.

En cuanto a las principales discapacidades en Juárez, según la edad, la investigación señala que en la población infantil de cero a 14 años, el mayor porcentaje de discapacidad, con el 22.3 por ciento, es visual y el 20.8 por ciento para hablar o comunicarse.

En el rango de los 15 a los 29 años de edad, la discapacidad más alta es para ver, con el 35.3 por ciento y para caminar o moverse, el 22.4 por ciento.

En cuanto a los adultos de 30 a 59 años de edad, la principal discapacidad es para caminar o moverse, igual que la población de 60 años y más.

lcano@redaccion.diario.com.mx 

close
search