Juárez

Videos: ‘Fui revictimizada’

Juarense que acusa a exjefe por violación narra los problemas a los que se enfrenta; protestan feministas

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 12 diciembre 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— “Yo le dije que no”, ha repetido una y otra vez Luisa a los jueces, abogados, ministerios públicos y agentes investigadores; pero afirma que no sólo se convirtió en víctima de su agresor sexual, también de los reproches, dudas y cuestionamientos de las autoridades.

“Cuando me violaron me sentí frustrada, débil, triste, tenía mucho miedo, me sentía usada y tenía mucha ansiedad. Cuando acudí a denunciar fui revictimizada, me sentí impotente, me hicieron sentir culpable y humillada”, aseguró la juarense cuya vida cambió el 27 de septiembre de 2018, a los 19 años de edad.

Luisa estudiaba el primer semestre de ingeniería Industrial y trabajaba como operadora en una maquiladora, donde dice haber conocido a su jefe de área, a quien señala como su agresor y quien después de nueve meses en medida cautelar, tendrá el próximo viernes una audiencia intermedia.

En promedio, en Ciudad Juárez, cada 15 horas se denuncia un abuso sexual, según el Reporte de Incidencia Delictiva de Ciudad Juárez, del Observatorio de Prevención, Seguridad y Justicia Juárez, del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (Ficosec).

Después de una semana, Luisa le narró a su novio y luego a la familia de éste lo que había ocurrido, quienes la apoyaron para que denunciara ante la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género, donde asegura fue revictimizada. 

“La coordinadora de Delitos Sexuales me decía que no tenía los elementos para la denuncia, me preguntaba que porqué fui sola con él… le habló a la MP (agente del Ministerio Público) y fue lo mismo, estaba una agente investigadora… yo les decía que ‘yo le dije que no, yo le dije que no’”, narró Luisa, quien es apoyada por la organización Rosas Mexicanas.

Ayer, con el lema del himno feminista mundial, “El violador eres tú”, el sonido de una bocina y el ruido de una cacerola, Luisa y su asesora víctimal, Mardia Astorga, presidenta de Rosas Mexicanas, se manifestaron en el exterior de Ciudad Judicial. 

La joven habitante del sur de la ciudad tenía ocho meses laborando en su primer trabajo, como operadora en una maquiladora de la ciudad, donde el joven de aproximadamente 30 años al que acusa de haberla violado sexualmente era el jefe de área.

“Yo trabajaba  y estudiaba en la Universidad Regional del Norte (URN)… él empezó a ir más seguido al área de lado donde yo estaba… un día empezó a decirme que si quería salir con él, luego que fuera a un juego, yo le dije que no. Un día me habló, me dijo que cerrara la puerta con llave, pero no se la puse, me senté y empezó a piropearme, a verme de pies a cabeza y me preguntó qué pasaría si perdiera mi trabajo, yo le dije que yo ayudaba a mi mamá y pagaba la escuela”, narró.

De acuerdo con Luisa, su entonces jefe le dijo que ella podía tener beneficios, que lo pensara. Y ella comenzó a sentirse nerviosa y hostigada, “hasta que llegó ese día”, el 27 de septiembre, cuando aceptó salir con él.

“Yo le dije que no (quería tener relaciones sexuales)”, aseguró quién una semana después al notarla extraña, su novio comenzó a cuestionarla y decidió narrarle todo, por lo que éste y su familia la apoyaron y la acercaron con Rosas Mexicanas.

“Se me ha repetido que estoy denunciada por haber tenido el valor de hablar”, lamentó quien lo único que busca es que él reconozca que la violó.  De acuerdo con su asesora víctimal, Mardia Astorga, tanto ellas como el papá de Luisa, quien se encuentra en la cárcel, han sido hostigadas por los abogados defensores, quienes creen que compraron a un testigo, por lo que en una carta pública al presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Chihuahua, Pablo Héctor González Villalobos, demandó “congruencia y justicia” por parte de los jueces.