Juárez

Firman casi 22 mil contra el EcoBús

En la plataforma digital Change.org, los juarenses han externado el rechazo al carril confinado

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

lunes, 17 agosto 2020 | 06:00

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Casi 22 mil firmas de ciudadanos que están en contra de la construcción de un carril confinado para el EcoBús por la avenida Tecnológico se han reunido hasta el fin de semana, pero se espera llegar a la meta de 25 mil en los próximos días, dio a conocer Ricardo Melgoza Ramos, promotor de este movimiento de rechazo a ese proyecto.

A través de la plataforma digital Change.org, los juarenses que están en contra de ese proyecto han externado su opinión y ya son 21 mil 915 personas las que respaldaron el movimiento para que la ruta troncal y el carril confinado no se construyan por esa calle.

“Queremos llegar a juntar las 25 mil firmas, luego buscaremos hacérselas llegar al gobernador en la primera oportunidad que él visité Ciudad Juárez, esperando que se dé cuenta qué 25 mil son sólo una muestra representativa del repudio que hay de los juarenses al tratar de implementar un carril confinado en lugar de modernizar el transporte en Ciudad Juárez”, dijo Melgoza Ramos.

El también maestro universitario dijo que quieren que todas las unidades de transporte sean modernizadas, pero no a costa de afectar a los miles de automovilistas que ya de por sí están restringidos en las vialidades.

“Le pedimos que reconsidere el gastar mil millones de pesos en esta obra habiendo tantas necesidades en todos los órdenes de gobierno, especialmente Ciudad Juárez, qué tiene un gran déficit en el índice de movilidad donde sólo alcanza el 50.68 por ciento de desarrollo”, indicó.

Además de eso, dijo, el índice de infraestructura de desarrollo sólo llega al 59 por ciento, según datos emitidos por la asociación civil Plan Estratégico de Juárez en su informe Así Estamos Juárez 2020.

Melgoza dijo que revisando los manuales de implementación de los carriles confinados llamados BRT, establecen que un costo aproximado para el desarrollo de estos carriles es de un millón de dólares por cada kilómetro, por lo que si se considera que en esta segunda ruta troncal serán 30 kilómetros, se está hablando que la obra debería costar 30 millones de dólares.

En total, destacó, es equivalente a 660 millones de pesos, lo que levanta sospechas de porque está inflado el costo, pero esto explica de alguna manera la premura y la necedad por implementarla, pese al rechazo popular.

“Claro que todos los juarenses queremos que se modernice el transporte, pero no queremos un carril confinado por la principal avenida de la ciudad, por donde circulan 192 mil vehículos diariamente”, señaló.

El investigador y maestro universitario dijo que construir el carril confinado provocará que se eleve la contaminación, el consumo de gasolina y los tiempos de traslado para quienes circulan por esa importante avenida, además de los problemas que ocasionará a los residentes y negocios colindantes.

Dijo que quienes han dado su apoyo al movimiento de protesta, firmando en rechazo a ese proyecto, están señalando que no están de acuerdo, y muchos son los que piden se tome en cuenta la opinión de los ciudadanos, que son los que tendrán enfrentar los problemas de una obra no adecuada.

Además de eso, las personas que han firmado consideran que no esperan un buen servicio de transporte, pues eso ocurrió con la ruta uno y la calidad del servicio disminuye a diario.

Una de ellas es Adriana Valles, quien dice: “yo soy usuaria del ViveBús ya existente, empezaron bien pero ahora es un caos, pocos camiones, así que a veces tienes que dejar pasar hasta tres o cuatro para poder abordar. Siempre van exageradamente llenos, aún en la pandemia”.

Asimismo, afirma que no les dan mantenimiento a los sistemas de calefacción o aire y huelen horrible, además de que los choferes van con su música a todo vuelo y aunque los reporten no pasa nada.

lcano@redaccion.diario.com.mx 

“Las máquinas a veces agarran las monedas, a veces no, lo mismo pasa con las tarjetas, batallas para encontrar una máquina prendida o que sirva para recargar la tarjeta, por lo que si no traes la cantidad exacta, adiós cambio”, expresó.

Dijo que “estas unidades sólo recorren la avenida principal y la mayoría vivimos muy adentro de las colonias, no puedes subir mandado o cualquier paquete grande porque son muy estrechos. Pudo ser realmente un transporte de primera, pero está mal planeado y ni hablar del nulo seguimiento existente. Así que no, yo no estoy a favor de un segundo tramo del ViveBús”.

close
search