Juárez

Entre olor a rosas despiden a Juanita

Víctima mortal de grupo que incendió un camión de personal, yace en un féretro rosa junto a sus familiares y amigos

David Cruz

Luz del Carmen Sosa/
El Diario de Juárez

jueves, 28 noviembre 2019 | 06:00

Sobre la avenida El Granjero y a un kilómetro de distancia del punto donde el pasado 6 de noviembre fue incendiado el camión donde viajaba Juanita Collazo Rivera, su cuerpo es velado por sus familiares, compañeros y amigos.

La muerte de la empleada de la empresa Termocontroles de Juárez S.A de C.V. fue tipificada como homicidio doloso por el Ministerio Público, dio a conocer ayer el fiscal de Distrito Norte, Jorge Nava López.

El cuerpo de Juanita descansa dentro de un ataúd color rosa con vistas cromadas y en la capilla se respira el aroma a rosas que emanan los arreglos enviados por la empresa, su familia y sus colegas.

“De tu esposo que te ama”, dice el arreglo floral que cubre el féretro.

Juanita tenía menos de 20 años cuando entró a trabajar a esta empresa ubicada en la avenida Ramón Rivera Lara. Le gustaba el segundo turno y el 6 de noviembre regresaba a casa con sus compañeros y amigos cuando el camión fue incendiado por un grupo delictivo que le prendió fuego a la unidad vehicular. 

“Somos como familia todos, sentimos mucho su muerte, la pérdida de su familia y de nosotros, sus compañeros de muchos años”, lamenta María Concepción López, quien junto a otra excompañera de trabajo fueron las primeras en llegar al servicio fúnebre.

Las amigas de Juanita la recuerdan como una mujer muy jovencita cuando entró a la maquila. Luego fueron testigos de su maternidad.

Otra de las trabajadoras lesionadas también es vieja amiga de María Concepción.

“Muchos compañeros y compañeras siguen incapacitados y otra está en el hospital todavía”, lamentó la entrevistada que se acomodó tras retirar el agua de lluvia de su chamarra de cuero.

Vía telefónica la familia dio a conocer que enfrentaron varios problemas con el Ministerio Público, lo que retrasó la entrega del cuerpo; ayer detectaron errores en el certificado de defunción por lo que fue necesaria la corrección y el trámite fue realizado por el esposo de la víctima.

Después de la llegada de María Concepción, se presentó el pastor Jacobo Vélez Luna, quien acompañó a la víctima en su proceso de conversión al cristianismo.

“Es desafortunada la violencia que estamos pasando, tenemos que reflexionar en que todo está en las manos de Dios, la Biblia nos advierte que en los últimos tiempos habría violencia y destrucción”, dice el líder religioso.

Pese a la violencia que mantiene un alza permanente en la ciudad, el pastor dijo que hechos forman parte de un “plan de Dios para que nos acerquemos a Él”, justifica. 

“La violencia no se va a acabar, no es culpa de los gobernantes, es del ser humano que camina ciego espiritualmente, lejos de Dios, tratando de saciar sus instintos sin importar dañar a terceros”, advierte Vélez Luna.

Dentro de la capilla, algunas personas se estremecen cuando el viento abre de golpe una de las puertas.

“No tiene chapa, la íbamos a poner pero no hemos tenido oportunidad, apenas sale un cuerpo y llega otro”, explica un trabajador al exponer el aumento de asesinatos en la ciudad.

Los trabajadores también resultaron afectados por las agresiones que ocurrieron después de que las autoridades intentaron tomar el control del Cereso Estatal 3. Una carroza de la funeraria fue incendiada el 14 de noviembre a las 23:00 horas, el chofer sólo alcanzó a empujar la unidad en llamas para retirarla de su hogar. 

lsosa@redaccion.diario.com.mx