Enjuician a camarógrafo acusado de violación y abuso

El sospechoso habría dicho a la madre de la víctima que a él no le pasaría nada porque trabajaba en una televisora

Blanca Carmona/
El Diario
martes, 12 febrero 2019 | 06:00

Un caso de violación y abuso sexual presuntamente cometidos por un reportero de una televisora local, llegó a juicio oral.

El acusado es Benito Contreras Vélez, quien presenta un estado de salud muy deteriorado debido a un padecimiento renal que obliga a que le hagan hemodiálisis. Ayer él fue trasladado en silla de ruedas a la audiencia y durante la declaración de la madre de la víctima estuvo llorando. 

En la acusación formulada por una agente del Ministerio Público (MP) adscrita a la Fiscalía de Género en contra de Benito Contreras, se señala que en noviembre del 2016 en el interior de una casa ubicada en la calle Paseo de las Flores del fraccionamiento Valle Verde, él  violó a una menor de 11 años de edad y de identidad reservada, cuando se encontraba bajo su cuidado mientras la madre laboraba en la industria maquiladora.

Al reportero también se le acusa de que en diciembre del 2016 en la misma vivienda, cometió un abuso sexual contra la misma menor y que él le advirtió a la víctima que no dijera nada porque de lo contrario le iba a hacer algo a sus hermanitas y a su mamá.

Este juicio oral, número 295/18, inició el viernes pasado. Ayer la agente del MP a cargo del caso presentó como testigo a la madre de la víctima. Al someterse al interrogatorio de la fiscal la mujer dijo que se encontraba ante el Tribunal de Enjuiciamiento por el abuso sexual y la violación que sufrió su hija por parte del padrastro Benito Contreras, para luego señalarlo con el dedo índice.

La testigo dijo que se enteró de lo sucedido porque su hija le contó, luego explicó que la menor le había dicho que unos días después de que cumplió 11 años y cuando ella había salido a trabajar en el segundo turno Benito la había llevado a una recámara para violarla y le indicó que no fuera a decir nada porque no le iban a creer. 

La testigo también refirió que en diciembre Benito acostó a su hija en la cama para hacerle tocamientos lascivos. Sin embargo, la madre no pudo recordar ni los días ni años en que presuntamente sucedieron los hechos y tampoco las fechas de cumpleaños de sus hijos; tanto la fiscal como el defensor trataron de obtener las fechas exactas pero la mamá de la víctima no lo recordó y tampoco la fecha de nacimiento de su hija, por lo que se le hicieron ejercicios de refresco de memoria.

La declarante también señaló que antes de ir a presentar la denuncia, acudió a las instalaciones de Casa Amiga Centro de Crisis para buscar asesoría pues presuntamente Benito Contreras le había advertido que a él no le iba a pasar nada porque trabajaba en Televisa.    

La mamá de la víctima señaló que debido a las agresiones sufridas su hija presenta un daño emocional y psicológico y después de los presuntos hechos la menor se fue a vivir con su abuela. Datos oficiales indican que el DIF le retiró a la madre los niños y los entregó en custodia a la abuela materna. 

Durante el interrogatorio efectuado por el abogado defensor de Benito Contreras, la testigo reconoció que ella no vivía con Benito al momento en que presuntamente sucedieron los hechos aunque sí era su pareja.

El viernes pasado compareció ante el Tribunal la niña y narró de forma detallada lo que le aconteció y señaló que a su madre le contó todo desde el 2017 pero ella presentó la denuncia hasta marzo del 2018. 


[email protected]