Juárez

Denuncian falta de atención a paciente en el IMSS

Hijo del derechohabiente dijo que personal médico ha sido indolente y de forma constante debe ir detrás de ellos para que lo atiendan

Cortesía / Andrés Barrozo en la cama 123 del Hospital 6

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

jueves, 17 septiembre 2020 | 12:19

Un quiste de riñón causó que el 22 de agosto pasado, Andrés Barrozo Santamaría, de 78 años, tuviera que ser hospitalizado en el Hospital 6 del Seguro Social, ubicado en la Zona Pronaf;, y desde entonces, familiares del paciente aseguran que no ha recibido atención debida.

Su hijo Juan Barroso, de 42 años, dijo que el personal médico ha sido indolente con su padre, a quien le colocaron una sonda; de forma constante, dijo, debe ir “detrás de ellos”, para que lo atiendan.

“Ahorita el problema es que ya le diagnosticaron que no le funciona un riñón derecho y le encontraron un quiste. Eso fue a la primera semana que se internó, pero de ahí en adelante nadie lo visita, se la pasan diciendo que al doctor lo incapacitaron, y nadie tiene una atención con él”, agregó.

Indicó que no hay quien le diga “tu papá tiene esto, le vamos a hacer esto y va a pasar esto”, dejándolo en el limbo, es decir, sin un conocimiento exacto de qué procedimientos se realizarán para su bienestar.

“Me comentaba un trabajador '¿no ha pensado moverlo de este hospital', y le dije que no tengo porqué, porque él es una persona asegurada. Me dijo que 'honestamente no hay un doctor que lo vea', y le contesté que no lo pienso mover y que iba a esperar que lo atiendan. No hay seguimiento”, dijo Barroso. 

Destacó que su paciente, que está en la cama 123 del hospital, se encuentra casi en las mismas condiciones de cuando lo llevaron: “No sabemos qué hacer realmente, estamos buscando por todos lados que así nos escuchen”, posicionamiento con el que coincidió su esposa Yuridia Martínez.

La conyugue, nuera del hospitalizado, destacó que “no le hacen nada” al derechohabiente, lo cual ha causado que su esposo ya no pueda ir a trabajar por estar pendiente de qué es lo que pasará con su papá.

“Llega y lo halla todo sucio, con sus pies hinchados. De hecho, empezó que ya no pudo orinar, duró todo un día, sus testículos hinchados, sus piernas casi a reventarse y hasta el otro día se dieron cuenta de que la sonda estaba tapada, otra negligencia”, manifesto.

El director del Hospital al tomar conocimiento del hecho dio atención y seguimiento al caso, informó personal del IMSS.

avargas@redaccion.diario.com.mx