Dan 50 años de cárcel a mujer secuestradora

Con 20 años de edad, participó en el plagio y tortura de una persona en 2017

Staff
El Diario de Juárez
sábado, 13 julio 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Una mujer de 22 años de edad ayer fue sentenciada a 50 años de cárcel y a pagar 247 mil 960 pesos como multa, tras haber sido encontrada culpable de participar en un secuestro en septiembre del 2017.

Arely Guadalupe Amaya Meza lloró al escuchar el castigo.

El 13 de septiembre del 2017 la víctima identificada públicamente con las iniciales A.I.J.J., se encontraba en una post fiesta o “after” en el interior de una casa ubicada en las calles Ignacio Mejía y Cadmio de la colonia Altavista cuando fue privada de su libertad por parte de Amaya Meza, un adulto así como los menores de edad Aarón Arturo S. Ch., y Brayan Daniel B.M.

La víctima permaneció nueve horas privada de su libertad y durante ese tiempo fue golpeada y al parecer Amaya Meza le estuvo causando quemaduras con objetos calientes, por ejemplo utilizó un encendedor para calentar envases de cerveza y colocarlos en diferentes partes del cuerpo. Además participó en sostenerle las manos para que los otros involucrados le introdujeran agujas en los dedos a fin de torturarla, de acuerdo con la acusación formulada por una agente del Ministerio Público (MP) adscrita a la Fiscalía de General del Estado (FGE) zona Norte y probado en juicio oral. 

Aproximadamente a las 11:30 horas del mismo 13 de septiembre, la hoy sentenciada y las otras personas subieron a A.I.J.J., a un vehículo para trasladarla a las calles Nadadores y Tabasco, de la colonia Felipe Ángeles.

Cuando se encontraban en este lugar, junto a una camioneta que tenía las cuatro puertas abiertas, por el lugar pasaron agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) a quienes les pareció sospechosa la presencia de las cinco personas y se acercaron. Un adulto salió corriendo y fueron detenidos Arely Guadalupe Amaya y los menores de entonces 16 y 17 años de edad. 

Al juicio oral instruido en contra de Arely Guadalupe, el número 85/19, acudió la víctima y al rendir declaración ante el titular del Tribunal de Enjuiciamiento unitario –el juez Rigoberto Isaías Flores Gómez– identificó a Amaya como una de las personas que participó en levantarla y en ejercer tortura. 

Además la propia Amaya Meza reconoció ante el juez haber estado en lugar donde se realizó la detención y aseguró que no hizo nada para impedir el secuestro por miedo a los otros implicados. 

Ayer en la décima séptima sala de la “Ciudad Judicial el juez dijo que al analizar la magnitud del daño causado por Amaya, las peculiaridades de la interna y sin conocer cuáles fueron las causas que la llevaron a delinquir y tampoco las condiciones en que se encontraba en esa fecha –porque el MP no aportó esa información–, lo procedente es imponerle la pena mínima prevista por la Ley Antisecuestro para el delito de secuestro agravado, que es 50 años de prisión. 

El hecho se clasificó como agravado por el número de personas que participaron y la violencia ejercida contra la víctima. 

Además el juez le abonó a Arely Guadalupe el tiempo que lleva presa, desde el 13 de septiembre del 2017, y la condenó a pagar 4 mil Unidades de Medida y Actualización (UMA) equivalentes a 247 mil 960 pesos en un plazo máximo de tres meses y luego de que esta sentencia quede firme o cause estado. 


[email protected]