Juárez

Con amparos atenderán a niños con cáncer

Conceden suspensión con la que obligan a hospital a reanudarles el servicio

Cortesía / Mateo de la Vega, de 8 años, uno de los pacientes

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

domingo, 19 enero 2020 | 08:23

La justicia federal concedió a cinco padres de niños con cáncer una acción judicial que obliga al Hospital Infantil de Especialidades (HIES) a continuar brindando servicio médico a los menores.

La medida responde a la negativa del hospital para atenderlos, por cuarto día consecutivo, tras la entrada del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) debido a que cuentan con otra derechohabiencia y no aplican como “beneficiarios”.

Tras invalidarse sus pólizas del Seguro Popular, los padres solicitaron amparos al Poder Judicial de la Federación y levantaron los expedientes 23/2020, 43/2020, 44/2020, 28/2020, 29/20, informó su asesor legal, Ángel David Silva Ramírez.

Señaló que, en tanto se resuelve el proceso por completo, ya se les concedió la “suspensión del plano”, cuya copia certificada recogerán mañana a las 9:30 horas en los juzgados que les correspondan, que fueron el noveno, cuarto y quinto, documento con el que deberán recibir el servicio médico de nuevo en el HIES.

“Ya se les otorgó a los cinco la suspensión de plano, que es una orden judicial que obliga a respetar sus derechos. Como esto no es una gripe, no es un dolor de estómago lo que tienen los niños, sino es cáncer, el solo hecho de que se queden sin tratamiento puede hacer que pierdan la vida si no reciben sus quimioterapias; bajo esos argumentos se promovió el amparo”, dijo Silva Ramírez.

Añadió que pese a que los amparos se dieron en diversos juzgados, en los cinco se acordó que no se les negará la atención médica a ninguno de los infantes. Destacó que el hospital deberá de gestionar los recursos.

“El juicio de amparo se promovió en contra del secretario de Salud (Enrique Grajeda) y del gobernador del estado (Javier Corral Jurado) debido a que ellos son las autoridades que pueden y deben gestionar los recursos del hospital, el cual ahora tendrá que hacerse cargo. No es obligación de los padres andar buscando los recursos”, señaló el asesor legal.

La mañana del pasado jueves, previo a interponer los amparos, los padres de los niños se manifestaron afuera del HIES. “Necesito mis quimios”, decía uno de los carteles sostenido por un pequeño con padecimiento oncológico. A cuatro días del evento siguen sin ser atendidos.

Fernanda Daniela García Ramírez, de 30 años y madre de Alondra González García, quien padece leucemia, dijo que a su hija le negaron sus quimioterapias desde el miércoles pasado, por lo que espera que este próximo miércoles, cuando le vuelva a tocar, pueda ser recibida en el hospital. 

En primera instancia a Alondra le negaron el acceso porque contaba con Seguro Social. Ante esto su madre renunció al Seguro Social, es decir a su empleo, ya que no le quedó otra opción para hacer a su hija “beneficiaria” del Insabi, pero ahora se cuestiona cómo podrá conseguir su sustento diario. 

“La íbamos a llevar a una quimio, a ella le toca todos los miércoles pero el miércoles pasado no nos recibieron. Ahorita mi hija está estable pero ya la próxima semana uno no sabe qué pueda pasar, a lo mejor decae o no sé; esos niños así están, en un momento andan bien y al otro están mal”, dijo.

Al menos una veintena de niños con cáncer llevan tratamientos en el Hospital Infantil. Cerca de 12 requieren atenciones y de ellos seis perdieron su derechohabiencia en el HIES por contar con Seguro Social.

 “Voy a vender comida o a ver qué para no tener Seguro Social y que no me quiten el Insabi. Es lo único que me va a quedar: vender comida o a ver qué puede vender uno”, dijo la madre de familia, quien señaló que los atrasos en las quimioterapias de su hija no son los únicos, ya que igualmente al resto de niños que no fueron recibidos se les pospuso su quimioterapia, lo que –puntualizó– puede poner en riesgo sus vidas.

El pasado 1 de enero, tras la derogación del artículo 77 BIS, el Seguro Popular fue inhabilitado para dar entrada al Insabi, lo que invalidó las pólizas de los niños. Entre sus estatutos, el Insabi precisa que para ser “beneficiario” no se debe contar con servicio médico del IMSS, Issste, Sedena y Pemex. (Alejandro Vargas / El Diario)

avargas@redaccion.diario.com.mx