Cuestiona Guaidó a embajador en México

Destacó que la designación no era aprobada por la Asamblea y que la consideraban irregular

Associated Press
martes, 20 agosto 2019 | 19:22
|

Caracas— La Asamblea Nacional de Venezuela consideró irregular el nombramiento del nuevo embajador venezolano en México, quien fue avalado por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
El líder opositor y jefe del Congreso, Juan Guaidó, rechazó la decisión de López Obrador de aprobar el nombramiento del embajador venezolano Francisco Arias Cárdenas, propuesto por el Gobierno de Nicolás Maduro.
Destacó que la designación no era aprobada por la Asamblea y que la consideraban irregular.
De acuerdo con las leyes venezolanas las postulaciones de embajadores deben ser autorizadas por la Asamblea Nacional.
Guaidó, quien ha sido reconocido como presidente interino de Venezuela por más de medio centenar de países, expresó que se estaban comunicando con México para obtener una respuesta oficial del caso.
A estas críticas se sumó el diputado opositor y miembro de la Comisión de Política Exterior de Congreso, Williams Dávila.
El diputado alertó a la comunidad internacional sobre el nombramiento de embajadores por parte de Maduro, a quien llamó usurpador.
Advirtió que los Gobiernos que avalen esas designaciones se están convirtiendo en cooperadores de la violación de la constitución.
El pronunciamiento se da un día después de que la Cancillería venezolana anunciara en su cuenta de Twitter que Arias Cárdenas entregó sus cartas credenciales a López Obrador y difundió una fotografía del Mandatario mexicano junto al nuevo embajador,
Arias Cárdenas es ex gobernador del estado petrolero de Zulia y acompañó al ex Presidente Hugo Chávez en el fallido golpe de Estado de febrero de 1992.
A pesar de que la mayoría de los países de la región han desconocido la reelección de Maduro, el Gobierno de López Obrador mantiene una posición neutra en la crisis de Venezuela
México asegura que no intervendrá en los asuntos internos de otras naciones, aunque sí ha expresado preocupación por la detención y persecución de congresistas opositores venezolanos.
La mayoría opositora del Congreso declaró a inicios de año que Maduro estaba usurpando el cargo al ser reelecto en 2018 en unos comicios que consideran fraudulentos.