Estados Unidos

Se fisura el apoyo republicano hacia las acusaciones de Trump

El gobernador Mike DeWine, de Ohio, dijo que era tiempo de llamar a Joseph R. Biden 'el presidente electo'

The New York Times

jueves, 12 noviembre 2020 | 20:07

Las primeras y pequeñas fisuras han empezado a aparecer en el muro de apoyo republicano para el presidente Trump y sus infundadas acusaciones de fraude electoral en la elección del 2020, ya que un creciente número de funcionarios electos y líderes del partido dieron señales este jueves de que podrían seguir apoyando las teorías de conspiración de Trump durante un tiempo. Aunque unos cuantos estuvieron dispuestos a contradecirlo abiertamente.

El gobernador Mike DeWine de Ohio dijo que era tiempo de llamar a Joseph R. Biden “el presidente electo”. El procurador general republicano de Arizona dijo que Trump no iba a ganar en su estado, a pesar de las protestas del presidente.

Mientras que en el Capitolio, varios senadores republicanos empezaron, en un tono mesurado, a decir que Biden debería recibir información clasificada de inteligencia como el entrante comandante en jefe o de que es tiempo de reconocer que pronto será certificado como el presidente electo.

Cuando le preguntaron si creía que Trump debería aceptar el resultado, el senador Charles E. Grassley de Iowa, presidente del Comité de Finanzas del Senado, estableció la fecha límite para que el presidente reconociera la realidad: el 13 de diciembre --- un día antes de que las delegaciones del Colegio Electoral emitan su votos para el presidente.

Los influyentes financieros y estrategas del partido han empezado también a sopesarlo.

Karl Rove, el estratega republicano, publicó un editorial en The Wall Street Journal bajo el encabezado “El resultado de esta elección no va a cambiar”.

Sin embargo, el que pocos prominentes republicanos estén dispuestos a romper públicamente con Trump, aun en la derrota, es la señal más reciente de su resistente dominio del Partido Republicano --- en este momento y en el futuro.