Estados Unidos

Biden derrota a Trump en Georgia; es el primer demócrata en ganar ese estado en 28 años

Joe Biden ahora tiene 306 votos electorales y el presidente tiene 232

Associated Press / El funcionario electoral del condado de Cobb clasifica las boletas durante una auditoría

The New York Times

viernes, 13 noviembre 2020 | 13:03

Nueva York— El presidente electo Joseph R. Biden Jr. derrotó por estrecho margen al presidente Trump en Georgia y Trump ganó en Carolina del Norte, ya que los dos estados finales han declarado a sus vencedores este viernes, una semana y media después del día de las elecciones.

Biden ahora tiene 306 votos electorales y Trump tiene 232. Biden se convirtió en presidente electo cuando ganó los 20 votos electorales de Pensilvania el pasado sábado, superando el umbral requerido de 270 votos.

La victoria de Biden en Georgia, un estado que alguna vez fue confiablemente republicano y cuya política se ha desplazado hacia la izquierda, significa que cambió cinco estados que Trump ganó en 2016. Los otros fueron Arizona, Michigan, Pensilvania y Wisconsin. Trump no cambió ningún estado este año.

El margen de Biden en Georgia se sitúa actualmente en poco más de 14 mil votos, o 0.28 puntos porcentuales, con casi todas las papeletas contadas. El margen de Trump en Carolina del Norte es de más de 73 mil votos, o 1.3 puntos porcentuales.

El aumento tardío de Biden en Georgia, gracias a su dominio en Atlanta, Savannah y los suburbios cada vez más favorables a los demócratas, transformó lo que parecía ser un estado seguro de Trump en las primeras tabulaciones de la semana pasada en una de las contiendas más cerradas en la nación.

Trump impulsó una participación casi récord en las zonas rurales del suroeste del estado que limita con Alabama y el Panhandle de Florida, los suburbios exteriores blancos y pequeñas ciudades, y el noroeste de los Apalaches, que toca el lado más republicano de Tennessee. Biden fue impulsado por la alta participación entre los votantes afroamericanos en Atlanta y sorprendió con algunos votantes blancos suburbanos en los condados moderados que rodean la ciudad.

En Carolina del Norte, los votantes afroamericanos rompieron los récords de votación anticipada en las semanas previas a las elecciones. Pero a pesar de un impulso significativo y tardío de los demócratas para motivar a los votantes afroamericanos e hispanos, Trump, que visitó Carolina del Norte media docena de veces en las semanas previas a las elecciones, fue más eficaz para motivar su base de votantes blancos de clase trabajadora y rural.

Trump derrotó a Hillary Clinton en Carolina del Norte en 2016 por menos de cuatro puntos porcentuales, pero el estado ha sido confiablemente republicano durante décadas: desde 1976, el único demócrata que prevaleció ha sido Barack Obama, quien ganó por estrecho margen en 2008.

Dar la vuelta a Georgia, un estado que ganó por última vez un demócrata en 1992, fue dramático, pero tardó años en hacerse: Trump derrotó a Hillary Clinton en el estado en 2016 por cinco puntos porcentuales, un margen mucho más delgado que el de los republicanos en las elecciones presidenciales anteriores.

El recuento de votos de Georgia es actualmente objeto de una auditoría, aunque los funcionarios estatales han dicho que es poco probable que cambien los resultados.