Estados Unidos

Muestra Biden indicios de flexibilidad sobre reforma de inmigración

La Administración da señales de apertura a más estrategias para obtener la ciudadanía para grupos más pequeños y discretos de indocumentados

Archivo / El Diario de Juárez / Migrantes en el puente internacional de la Zona Centro

The New York Times

miércoles, 17 febrero 2021 | 20:36

Washington— El presidente Biden ha dicho en repetidas ocasiones que desea crear un camino para la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.

Pero aun cuando se prepara para presionar duro para la posible reforma más amplia de las leyes de inmigración del país, él y sus asesores han empezado a dar señales de apertura a más estrategias para obtener la ciudadanía para grupos más pequeños y discretos de inmigrantes indocumentados.

En una reunión de cabildo organizada por CNN que se efectuó este martes, dijo que tales esfuerzos podrían ser aceptables “mientras tanto”.

Este miércoles, en una llamada telefónica privada con activistas, los asesores de alto rango de inmigración de Biden dijeron que apoyan lo que catalogaron como la estrategia de los “múltiples trenes”, que podría enfocarse en la ciudadanía para los Dreamers, los jóvenes inmigrantes que fueron traídos ilegalmente al país cuando eran niños, los jornaleros agrícolas que han trabajado durante años en los campos estadounidenses y otras personas.

Las propuestas más pequeñas siguen adelante mientras el presidente trata de conseguir apoyo para una legislación más amplia, que está programada para ser presentada este jueves, de acuerdo a dos personas que participaron en la llamada.

Si él opta por seguir paso a paso, es improbable que Biden haga enojar a los grupos más poderosos que están a favor de los inmigrantes, que están adoptando una estrategia más pragmática después de las espectaculares derrotas que tuvieron los presidentes George W. Bush y Barack Obama.

Todos consideran que Biden tendrá muchos más problemas que sus predecesores para obtener el apoyo del Partido Republicano que se convirtió en más anti-inmigrante durante la administración Trump.

Los activistas están movilizándose a favor de propuestas separadas que podrían legalizar a los Dreamers, jornaleros agrícolas, inmigrantes a los que les otorgaron un estatus temporal después de huir de la guerra y desastres naturales y “trabajadores esenciales” indocumentados que han luchado en las líneas frontales de la pandemia del coronavirus.