Estados Unidos

El precio por no usar cubrebocas: quizás 130 mil vidas

Una oleada de infecciones ha comenzado a abrumar a los hospitales en gran parte del país.

The New York Times

viernes, 23 octubre 2020 | 12:35

Associated Press | Ciudadanos con cubrebocas
Nueva York— El uso universal de cubrebocas podría prevenir casi 130 mil muertes por Covid-19 en Estados Unidos hasta la próxima primavera, informaron científicos este viernes.

Los hallazgos siguen a una afirmación del doctor Scott W. Atlas, el asesor científico del presidente, de que los cubrebocas son ineficaces, en un tweet que luego eliminó Twitter por difundir información errónea. El miércoles, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades publicaron una nueva guía que recomienda el uso de cubrebocas en entornos públicos, incluido el transporte público.

Una oleada de infecciones, impulsada en parte por la negligencia de las precauciones de seguridad, ha comenzado a abrumar a los hospitales en gran parte del país. Ayer jueves se reportaron más de 75 mil nuevos casos en Estados Unidos, el segundo total diario más alto en todo el país desde que comenzó la pandemia. Ocho estados establecieron registros de casos de un solo día.

Es probable que estos números continúen durante el otoño y el invierno, con un aumento constante de casos y muertes hasta enero y que se mantengan altos después de ese punto, dijo Christopher Murray, director del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington y autor principal del informe.

“Creemos firmemente que nos dirigimos a una temporada de invierno bastante sombría”, dijo el doctor Murray.

El nuevo estudio, publicado en la revista Nature Medicine, también ofreció una estimación aproximada del número de víctimas de la pandemia en Estados Unidos: quizás 500 mil muertes para marzo de 2021, incluso con los mandatos de distanciamiento social restablecidos en la mayoría de los estados.

Otros expertos advirtieron que, como con cualquier modelo, las nuevas estimaciones se basan en muchas suposiciones y no deben verse como predicciones.

"No es una predicción o pronóstico, porque podemos eliminar este número", dijo Shweta Bansal, un modelador de enfermedades infecciosas de la Universidad de Georgetown que no participó en el nuevo trabajo.

En cambio, dijo, el modelo debería verse como un "experimento mental sofisticado" cuyas conclusiones pueden cambiar significativamente si las personas alteran su comportamiento.

"Me gustaría que la gente viera este estudio como una llamada a la acción, una especie de llamada de atención, especialmente para aquellas personas que no están convencidas de la devastación que está causando esta pandemia", dijo.

close
search