Busca Trump descertificar a jueces de inmigración

Miembros de la Asociación Nacional han sido duros críticos de las políticas migratorias del mandatario

The New York Times
domingo, 11 agosto 2019 | 08:00
The New York Times |

Washington— El Departamento de Justicia se ha movido para descertificar a la unión de jueces de inmigración, una maniobra que podría silenciar a una organización cuyos miembros a veces han sido abiertamente críticos de la agenda de aplicación de la ley de inmigración de la administración de Trump.
El departamento presentó una petición el viernes pidiendo a la Autoridad Federal de Relaciones Laborales que determine si el sindicato, la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración, debería revocar su certificación porque sus miembros son considerados "funcionarios administrativos" no elegibles para organizarse colectivamente, según un portavoz Departamento de Justicia .
La medida sugirió, la intensificación de las tensiones entre los jueces de inmigración, abrumados y desesperados por obtener mayores recursos, y un Departamento de Justicia que los presionó para abordar rápidamente una acumulación de casos de inmigración.
"Este es un esfuerzo equivocado para minimizar nuestro impacto", dijo la jueza Amiena Khan, vicepresidenta del sindicato de jueces, que criticó públicamente el uso de un sistema de cuotas en los tribunales de inmigración y otros intentos de acelerar los procedimientos.

"Servimos como un control y equilibrio en las prerrogativas de gestión y es por eso que nos están haciendo esto", dijo la juez Khan.
A diferencia de otros jueces federales que forman parte de la rama judicial, los jueces de inmigración son nombrados por el fiscal general y son empleados del Departamento de Justicia. Aunque los jueces en ejercicio tienen prohibido hablar públicamente sobre asuntos que podrían considerarse políticos, los representantes del sindicato pueden hacerlo en nombre de sus miembros.
Esta no es la primera vez que una administración desafía a la organización. La administración de Clinton también trató de descertificar el sindicato de jueces de inmigración, una medida que la Autoridad Federal de Relaciones Laborales rechazó, según exjueces de inmigración.
Tanto la juez Khan como el presidente del sindicato, el juez Ashley Tabaddor, se han pronunciado repetidamente en contra de lo que dicen es un intento de convertir a los jueces de inmigración de árbitros neutrales a agentes de la ley que promulgan las políticas de la Casa Blanca. Han pedido que los jueces de inmigración sean independientes del Departamento de Justicia.
El año pasado, el sindicato criticó el sistema de cuotas del departamento, que requería que los jueces de inmigración completaran 700 casos por año, así como una medida para excluir a los jueces de una herramienta administrativa que habían usado previamente para reducir sus casos. El sindicato dice que el enfoque en la eficiencia impide la capacidad de los magistrados para trabajar en casos complicados y podría afectar los derechos del debido proceso de los inmigrantes en los tribunales.

La presión para escuchar más casos más rápidamente equivale a "guerra psicológica", dijo el juez Tabaddor el año pasado.
Al abordar algunas de las preocupaciones del sindicato, el Departamento de Justicia ha intentado abordar el retraso, que ahora totaliza más de 830 mil casos, mediante la contratación de más jueces de inmigración. Los magistrados nombrados por el presidente Trump ahora representan el 43 por ciento de los jueces de inmigración de la nación, una proporción mayor que la de cualquiera de sus cinco predecesores, según un análisis reciente de The Associated Press. Un gran número de sus nombramientos son exmilitares o abogados de Inmigración y Control de Aduanas, según el análisis.
Pero esa contratación no ha estado acompañada de otro apoyo necesario, dijo la juez Khan.
"No puedo trabajar solo, dependo del personal de apoyo", dijo lal juez Khan. "En este momento hay dos jueces para un miembro del personal de apoyo", lo que ha retrasado el progreso de los casos a pesar de los jueces adicionales, dijo.
El sindicato de jueces planea responder oficialmente a la petición del Departamento de Justicia una vez que reciba una notificación oficial de la Autoridad Federal de Relaciones Laborales.