Así obtienen armas tiradores de EU

No todas las compras de armas están sujetas a un sistema federal de verificación de antecedentes

Reforma
domingo, 08 septiembre 2019 | 09:03
Associated Press |

Ciudad de México— La mayoría de los tiradores masivos en Estados Unidos adquirieron las armas que usaron legalmente porque no había nada en sus antecedentes que los descalificara.

Pero en varios ataques en los últimos años, hombres armados adquirieron armas como resultado de errores, falta de seguimiento o lagunas en las leyes federales y estatales.

No todas las compras de armas están sujetas a un sistema federal de verificación de antecedentes.

Para aquellas que lo están, la ley federal estipula un número limitado de razones por las cuales una persona tendría prohibido comprar o poseer un arma de fuego. 

Entre las razones están haber sido condenado por un delito penal a más de un año de prisión, adición a drogas, haber sido dado de baja del ejército por deshonor y haber sido condenado por violencia doméstica, entre otras. 

En 2018, se realizaron más de 26 millones de verificaciones de antecedentes y menos de 100 mil personas fallaron. 

Estas son algunas de las formas en que los tiradores masivos adquirieron sus armas:

ERROR EN DATOS: IGLESIA EN CHARLESTON, CAROLINA DEL SUR

El pistolero que mató a 9 fieles en 2015 en la Iglesia Madre Emanuel adquirió una pistola debido a una combinación de un error en la base de datos de fondo y la falta de seguimiento.
Dylann Roof había sido arrestado por cargos de drogas sólo unas semanas antes.
Aunque ese arresto debería haberle impedido comprar la pistola que usó en el ataque, el examinador del FBI que revisó la venta nunca vio el informe del arresto porque la agencia equivocada figuraba en los registros de antecedentes penales estatales.
Después de que le dijeron que tenía la agencia equivocada para revisar el registro de arresto y que la enviaran a un departamento de policía diferente, no lo hizo.
Después de un período de espera de tres días, Roof regresó a una tienda de West Columbia y recogió la pistola.

DATOS NO ACTUALIZADOS: IGLESIA EN SUTHERLAND SPRINGS, TEXAS

El hombre que mató a más de dos docenas de feligreses en 2017 en Sutherland Springs, Texas, pudo comprar armas porque sus antecedentes penales anteriores no se enviaron a la base de datos del FBI.

Devin Patrick Kelley compró cuatro pistolas de distribuidores con licencia federal en Texas y Colorado. 

El veterano militar pasó las verificaciones de antecedentes requeridas porque la Fuerza Aérea nunca informó al FBI sobre un asalto a su esposa y su hijo que llevó a una corte marcial, un año de reclusión y una baja por mala conducta.

COMPRA PRIVADA: ATAQUE DE MIDLAND Y ODESSA

El pistolero que causó un alboroto el pasado fin de semana a lo largo de un tramo de 106 kilómetros alrededor de Midland y Odessa, Texas, matando a siete personas e hiriendo a unas dos docenas, había fallado en una verificación de antecedentes en 2014.
Las autoridades creen que Seth Aaron Ator evadió el sistema de verificación de antecedentes por comprando el arma que usó a través de una transacción privada.
Según la ley federal, las ventas privadas de armas de fuego, como entre amigos, familiares o incluso extraños, no están obligadas a someterse a una verificación de antecedentes federales.
Unos 21 estados más Washington, D.C., tienen leyes que requieren la verificación de antecedentes de algunas ventas privadas, pero Texas no es uno de ellos. 

DE AMIGOS O PARIENTES

El joven de 20 años que mató a 20 estudiantes y 6 adultos en una escuela primaria en Newtown, Connecticut, tomó las armas de fuego que utilizó de la colección de su madre, a quien también mató.
En 2014, Jaylen Fryberg, de 15 años, mató a cuatro compañeros de clase e hirió a uno más en Marysville, Washington, antes de suicidarse.
Estaba armado con una pistola Beretta Px4 Storm calibre .40 que le robó a su padre.
Dimitrios Pagourtzis, un estudiante de secundaria de 17 años en Santa Fe, Texas, está acusado de matar a ocho estudiantes y dos maestros suplentes en 2018 con una escopeta y una pistola que sacó del armario de su padre.

ADQUIRIDAS LEGALMENTE

El hombre que llevó a cabo el tiroteo masivo más mortal en la historia moderna de Estados Unidos, el ataque de Las Vegas de 2017, adquirió legalmente 33 de las 49 armas entre octubre de 2016 y el 28 de septiembre de 2017, según la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

El saldo fue de 58 personas muertas y más de 500 heridas.