Acuerdo comercial del presidente atrae a demócratas

El pacto negociado con Canadá y México tiene muchas posibilidades de ser aprobado en el Congreso

The New York Times
lunes, 02 diciembre 2019 | 10:10
The New York Times |

Washington.- Los demócratas de la Cámara de Representantes regresaron a Washington el lunes enfrentando una difícil decisión: ¿deberían entregarle al presidente Trump una victoria en medio de una acalorada batalla por la destitución del mandatario o alejarse de uno de los pactos comerciales más progresistas jamás negociados por cualquiera de ambos bandos?

La administración de Trump acordó con Canadá y México en las revisiones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte hace un año, pero el acuerdo aún necesita la aprobación del Congreso. Un apretón de manos con la administración en los próximos días, para cerrar el trato, le daría al comité demócrata un logro tangible en un tema que ha mantenido animada a su base. También podría dar a los demócratas la oportunidad de asegurar los cambios políticos por los que hace mucho tiempo han abogado a que sean incluidos en un pacto comercial que critican por dar prioridad a las corporaciones sobre los trabajadores, sentando las bases para futuros acuerdos comerciales.

Esos factores han hecho que los demócratas ahora quieran sentarse en la mesa de discusiones en un momento improbable, justo cuando Washington está dividido por luchas partidistas y por una investigación de juicio político. Después de meses de conversaciones, incluso durante el receso de Acción de Gracias, ambas partes dicen que están en la fase final de las negociaciones. Pero los demócratas insisten en que la administración debe hacer más cambios a las disposiciones laborales, ambientales y de otro tipo antes de que la presidente de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, de California someta a votación la legislación que implementaría el nuevo Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá.

“Desde cualquier punto de vista, lo que ya hemos negociado es sustancialmente mejor que el TLCAN”, dijo el Representante Richard E. Neal de Massachusetts, quien encabeza el grupo demócrata que está negociando con la administración. “La aplicación de leyes laborales, a mi juicio, es el último obstáculo”.

El acuerdo presenta un dilema para los demócratas porque contiene medidas que han apoyado durante años, desde requerir que se fabriquen más partes de un automóvil en Norteamérica hasta hacer retroceder un sistema especial de arbitraje para corporaciones y fortalecer a los sindicatos mexicanos.