Estado

Violencia contra las mujeres no está en cuarentena

Ingresos a refugios han aumentado durante el confinamiento

Tomada de internet / Fotografía ilustrativa

Gisela Reyes / El Diario / Corresponsal

jueves, 14 mayo 2020 | 17:41

Ciudad de México.- En Ciudad Juárez, Chihuahua, existen dos refugios para la mujer y a partir de que comenzó el confinamiento a causa de la pandemia por el Covid-19, los ingresos a dichos centros de atención han aumentado en más del 50 por ciento, aseguró en entrevista Wendy Figueroa, Directora de la Red Nacional de Refugios.

“Chihuahua además tiene toda una historia porque hay que sumarle que están en frontera y hay cuestiones también como la migración y esto las autoridades no lo están visibilizando, no están tomando en cuenta los niveles altos de violencia” agregó.

Consideró además que hay zonas en donde las mujeres no denuncian, en primer lugar porque no existe la cultura de denunciar, no hay credibilidad a las autoridades porque el 40 por ciento de las víctimas de feminicidio habían denunciado previamente.

“Hay muchas mujeres indígenas o mujeres con discapacidades, por ejemplo, las Casas de las Mujeres Indigenas están sufriendo de recorte a su presupuesto, sencillamente se decidió detener el presupuesto que ya estaba autorizado y aprobado en este 2020 lo que nos da un panorama muy alarmante”

Explicó que las mujeres indígenas tienen que recibir una atención dentro de sus comunidades y las CAMIS se han dedicado a acompañar a otras mujeres para prevención de la violencia, así como acompañamientos internos donde a través de su misma lengua materna actualmente viven en alto riesgo, por lo que sin presupuesto las deja vulnerables.

Recriminó que en ningún estado de la República exista una intervención puntual y efectiva por parte de las autoridades ante la emergencia por una doble pandemia, el Covid-19 y las violencias machistas que se demandan actualmente en todo el país.

Aseguró que lamentablemente el problema de la violencia contra las mujeres se agudizó desde el momento del quédate en casa pues consideró que aunque sí se disminuyó el contagio de Coronavirus, también se incrementó la situación de riesgo de cientos de mujeres, niños y niñas.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, son el Estado de México, Veracruz, Puebla , Nuevo León y Ciudad de México, las entidades con más violencia contra las mujeres en esta cuarentena, ubicando a Chihuahua en el número 19 con tres presuntos feminicidios, todos en Ciudad Juárez de enero a marzo de 2020 y uno más en Chihuahua.

Por medio de la campaña #NosotrasTenemosOtrosDatos han comprobado que los datos del Presidente de la República de que no hay incremento en la violencia contra las mujeres son falsos. Cada hora 155 mujeres hacen un llamado de auxilio por violencia en sus hogares.

En el primer mes de confinamiento se registró en la Red de Refugios un 80 por ciento de incremento en las llamadas y mensajes de auxilio y siguen en aumento además señaló que existe un fenómeno importante sobre las formas de contactar por ayuda que inicialmente eran vía telefónica en su mayoría, mensajes de texto pero durante el confinamiento el mayor número de mensajes de auxilio vienen de redes sociales.

Añadió que incluso terceras personas están solicitando ayuda, sin embargo, han comprobado que actualmente el agresor ya está controlando las vías de comunicación y lamentó que de continuar esta situación no habrá opción de mandar un mensaje de auxilio.

“En este último mes hemos hecho 19 rescates a nivel nacional lo cual es sumamente alarmante porque en la época donde no había Covid se hacía uno por mes, además del incremento del 12 por ciento a nivel nacional de ingresos a los refugios” dijo.

Agregó que continúa la invisibilidad y la impunidad en casos de violencia contra las mujeres, por lo que dijo, es grave y lamentable tomando en cuenta que los datos con los que también cuenta el Secretariado Ejecutivo son solamente una pequeña parte de la realidad.

“Hay asesinatos dentro de las casas donde no tiene que ver ni dónde estaba, ni la hora, ni cómo venias vestida ni qué estabas haciendo, en casa deberíamos estar seguras y no es así porque la mayoría de los agresores son esposos, padres, tíos, abuelos o hijos” concluyó.