Estado

Vence Karla las adversidades; sobrevivió a un atentado hace 10 años

Perdió un brazo y una pierna, por lo que, desde entonces, ha luchado para salir adelante

Juan Carlos Núñez
El Diario de Chihuahua

sábado, 06 marzo 2021 | 11:34

Chihuahua.- Karla Isaí Gutiérrez Pazos, de 30 años, se ha convertido en un ejemplo de vida y apoyo para otros. Sobrevivió a un atentado hace 10 años en el que perdió un brazo y una pierna, por lo que, desde entonces, ha luchado para salir adelante a pesar de la discapacidad.

Ella es egresada de la licenciatura de Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad de Durango y actualmente labora en el departamento de mercadeo de una cadena comercial de tiendas de autoservicio; vive con su pareja Juan Echavarría, de quien dice, “ha sido un gran apoyo y fortaleza para seguir adelante”.

Karla trota y hace ejercicio todos los días; maneja su auto, escribe en la computadora, a mano, realizar todas las labores de oficina, domésticas, juega y muchos cosas más; sin embargo, reconoce que fue un proceso largo y tuvo que esforzarse mucho, tanto física, como mentalmente y que gracias a su mentalidad de superarse y enfrentar los retos, ha logrado salir avante, así como el apoyo de familia y amigos.

Su historia cambió cuando el 4 de marzo del 2011 se encontraba afuera de una casa con su entonces pareja sentimental y fueron víctimas de una lluvia de balas que cobraron la vida del hombre, quien se convirtió en un escudo humano para protegerla.

En el ataque, además de las heridas perdió su pierna izquierda y el brazo derecho con apenas 20 años, y un futuro prometedor. “En un inicio fue difícil enfrentar la realidad. No fue en el hospital herida, fue al salir cuando vi la vida, me di cuenta que nada está adecuado para las personas con discapacidad. Me costó mucho poder acostumbrarme, pero tenía que continuar. Si yo un día daba diez pasos apenas, al día siguiente debía dar 20 y luego 30 y así”, comentó la valiente profesionista.

Aunque sufre de una discapacidad, ella trató de llevar una vida lo más normal posible y no tuvo mucho contacto con otras personas con esta condición humana hasta en años recientes, pero si ha sido consciente de que falta mucho como sociedad, urbanismo y mentalidad de ser más incluyentes para gente que se encuentra en una situación similar, o afin.

Físicamente, contó que fue complicado usar la prótesis de su pierna, ya que en un principio no era la adecuada, luego se le dio una de prueba, la cual la usó durante mucho tiempo, pero se le hacían modificaciones y el proveedor no cumplió con brindar la indicada.

No fue hasta que acudió con la fundación “Seamos Héroes” de Eduardo Verástegui, donde ha recibido una mejor atención y están a punto de terminar de fabricar una prótesis realmente adecuada a ella, que le permita definitivamente hacer más cosas como correr el medio maratón 21K Oxxo, que es una de sus metas más importantes, que una vez que finalice la contingencia sanitaria por Coronavirus (Covid-19) se entrenará para participar.

También se le hará una prótesis de su brazo, aunque realmente es por estética y para balancear el peso en su cuerpo, ya que con el tiempo esta situación le ha afectado su cadera. No obstante, aseguró que se ha acostumbrado a hacer todas las labores con el muñón, razón por la que no lo ha considerado tan urgente en ese sentido.

A pesar de reconocer que la situación física le costó trabajo, lo más difícil fue la emocional, porque no fue sólo perder partes del cuerpo, sino la persona que perdió la vida, un duelo que le llevó mucho tiempo, terapias, días de llanto, pero finalmente ahora puede decir que ha aceptado, se despidió y la vida debe continuar, dijo.

Para esto, tomó cursos y un diplomado especial en el Centro Tanatológico, ha dado cursos en asociaciones como Guerreros Unidos. Por eso ahora ella también se dedica a dar conferencias motivacionales, especialmente de llevar el duelo a personas que han perdido un ser querido o al igual que ella, una parte de su cuerpo.