Estado

Termina supercierre pero no la ley seca

Venta de alcohol será hasta las 6 de la tarde de lunes a jueves y queda prohibida el fin de semana

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez / Venta de cerveza en una tienda local

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

lunes, 03 mayo 2021 | 10:30

Con 269 casos y 114 finados por Covid-19 aquí durante su vigencia, hoy terminó el supercierre publicado en el acuerdo 065/2021 del Diario Oficial del Estado (DOE), sin embargo, la restricción para la venta de las bebidas alcohólicas prevalecerá.

Entre semana, según se determinó, la comercialización de bebidas alcohólicas en envase cerrado podrá realizarse de 09:00 a 18:00 horas, mientras que los días viernes, sábado y domingo no está permitida. Tales indicaciones permanecerán vigentes hasta que haya una modificación en las determinaciones del Estado.

Los beneficios del supercierre, según se dio a conocer, se reflejarán en dos semanas, partiendo de la incubación del coronavirus que embiste con su tercera oleada. 

Anunciada el viernes 23 de abril por Eduardo Fernández, secretario estatal de Salud, como un contrapeso a la pandemia, la medida, imitó el “toque de queda” de noviembre de 2020, cuando se retrocedió en el semáforo epidemiológico al color naranja de riesgo alto. 

“Recuerden que el semáforo naranja contempla que sea la venta de alcohol hasta las 6 de la tarde de lunes a jueves, y viernes, sábado y domingo está prohibida”, dijo Maribel Hernández, titular de Gobernación. Aclaró que esto obedece, más bien, al nivel de riesgo en que se encuentra el estado por el coronavirus y no al citado cierre extraordinario. 

Durante las fechas del supercierre, se documentó, se confirmaron por pruebas de polimerasa en esta frontera a 100 positivos y 48 difuntos en el primer enclaustro, además, 169 contagios y 66 finados en el segundo. Ello implica que la gente debe mantener todavía la sana distancia, higiene y el cubrebocas.

Incluso, la efectividad de lo vivido todavía está bajo cuestionamiento, pues para el Colegio de Médicos el “supercierre”, aunque atinado, llegó a destiempo, debido a que la embestida del Sars-CoV-2 impactó a la frontera desde hace semanas, cuando la población se encontraba todavía más relajada ante el peligro.

Alonso Ríos, presidente del Consejo Consultivo, dijo que las personas deben mentalizarse como en el rojo, de riesgo máximo, porque de lo contrario las acciones no tendrán el efecto esperado para mitigar el embate. “La decisión es acertada, de hecho se habían tardado, pues cuidaron más la economía”, indicó.

De momento, esta ciudad suma 31 mil 117 casos acumulados; de éstos, han fallecido 3 mil 302 en la contingencia, que a nivel estatal tiene tres cepas: británica B.1.1.7, californiana B.1429 y brasileña P.1, que son todavía más contagiosas que la original y están atacando a la población más joven.

avargas@redaccion.diario.com.mx