Son focos rojos las carreteras Chihuahua-Parral y Jiménez-Parral

Ladrones se apoderan principalmente de camionetas tipo pickup

De la Redacción
El Diario
domingo, 01 septiembre 2019 | 06:00
|

Chihuahua— La carretera vía corta Chihuahua-Parral y la autopista Jiménez-Parral están consideradas como focos rojos por la Policía Federal por la cantidad de delitos que se cometen en ellas, sobre todo el robo de vehículos a los viajeros. 

Teófilo Gutiérrez coordinador estatal de esta corporación, manifestó que se mantiene la presencia en ambas rúas con el apoyo de las diversas corporaciones de seguridad y se trabaja para prevenir este tipo de hechos. 

En los últimos años, los grupos criminales se han apoderado de la vía corta a Parral, estableciendo retenes a plena luz del día para despojar a los viajeros de sus vehículos, principalmente camionetas tipo pick-up y dejan a la deriva a los propietarios, por lo general se establecen en zonas en las que no hay red telefónica y esto impide a las víctimas solicitar auxilio.

Esta situación ha provocado el malestar de diversos sectores de la sociedad tanto en Chihuahua como en Parral que exigen a las autoridades detener estos ilícitos y garantizar la seguridad de los viajeros en todos los puntos de la carretera, a través de una mayor asignación de elementos de seguridad de todas las corporaciones. 

Teófilo Gutiérrez, comisario de la Policía Federal, quien regresó a Chihuahua a inicios de este mes, luego de haber estado al mando de la corporación en esta entidad entre 2017 y 2018, afirmó que este tema ya se ha tratado en las mesas y reuniones de seguridad y se ha convertido en un objetivo principal para detener el robo de vehículos en la carretera y que es una de las más transitadas pues conecta al sur del estado con la capital. 

Destacó que la Policía Federal mantiene presencia en esa carretera aunque no precisó cuantas unidades y agentes están desplegados de forma permanente e indicó que, durante todo el día se realizan los recorrridos de seguridad con el apoyo del Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal. 

Otro de los puntos considerados de riesgo es la carretera Jiménez-Parral, en la que no sólo se ha presentado el robo de autos, sino también enfrentamientos entre organizaciones criminales y homicidios, y ahí se cuenta con un operativo permanente coordinado por la Policía Estatal en el que también hay presencia de agentes federales y de las fuerzas armadas.