Mario salvó a su esposa e hija; él sigue grave

Mario de Alba es uno de los tres habitantes de esta capital que resultó herido en el ataque ocurrido en El Paso, Texas

Orlando Chávez
El Diario
viernes, 09 agosto 2019 | 06:00
|

Chihuahua— Mario de Alba es uno de los tres habitantes de esta capital que resultó herido en el ataque ocurrido en El Paso, Texas, y aún permanece internado en un hospital de la ciudad norteamericana.

Hasta el miércoles su estado de salud era grave. Sus heridas se produjeron cuando protegió a su esposa Oliva y a su hija, quienes ya están fuera de peligro.

A días del ataque la historia de Mario cobra relevancia, ya que además de salvar a su familia, a pesar de los impactos de bala que recibió en la espalda, se levantó e intentó sacar a su esposa e hija del lugar, pero le fue imposible manejar.

Cristina de Alba, hermana de Mario, concedió una entrevista al periodista Carlos Loret de Mola en la que dio detalles de la forma en que su hermano protegió a su esposa e hija, arriesgando su vida, por lo cual lucha actualmente.

Narró cómo su hermano se había separado de su familia para ir al área de sanitarios, justo antes de que iniciara el ataque y que al salir se percató de lo que pasaba y su primer impulso fue correr a buscar a su esposa e hija, mientras que alrededor todo era un caos. Una vez que la localizó, las cubrió y por ello recibió disparos en la espalda.

A pesar de que los tres quedaron heridos, Mario aún en su decisión de sacarlas de la zona de peligro, las llevó hasta el vehículo, pero fue ahí que ya no pudo tomar el volante. 

La esposa consiguió que una ambulancia lo atendiera y aunque ellas ya se recuperan, él sigue grave.