Estado

Exige Coparmex el retiro de la Guardia Nacional de presas

Estima que el conflicto ha dejado pérdidas por unos 30 mil millones de pesos

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua

lunes, 21 septiembre 2020 | 10:17

Chihuahua.- La Coparmex Nacional y sus delegaciones de Chihuahua, Juárez, Nuevo Casas Grandes, Cuauhtémoc y Delicias se pronunciaron por el retiro inmediato de la Guardia Nacional de la zona de conflicto de las presas.

En una videoconferencia por Zoom, también exigieron al Gobierno federal ordene la presencia inmediata de la titular de Conagua, Blanca Jimenez, y de representantes de Gobernación y Relaciones Exteriores para que se establezca el dialogo y regenere la paz, el trabajo y convivencia.

Asimismo que se esclarezcan los hechos de la muerte de Jessica Silva y se aplique la ley de manera ejemplar.

Demandaron al gobierno federal evitar a toda costa actos intimidatorios en contra de los líderes de agricultores, campesinos, autoridades gubernamentales, así como exrepresentantes de gobierno, quienes luchan legítimamente por defender el agua.

Subrayaron que la falta de voluntad del presidente Andrés Manuel López Obrador para propiciar un diálogo abierto, claro y transparente con las partes involucradas din que se garanticen soluciones viables y consensuadas con todos los actores, provocando el vacío del agua, casi total de las presas El Granero, Las Vírgenes y La Boquilla.

Lamentaron el envío de miles de elementos de la Guardia Nacional a la zona de conflicto que no tienen competencia en materia de la administración del agua y solamente polarizan la ya complicada situación.

Estimaron que a la fecha el problema de las presas y el bloqueo de las vías férreas, carreteras y otras manifestaciones en favor del agua se ha tenido perdidas por 30 mil millones de pesos.

Dieron lectura al manifiesto en el que se observa textualmente:

La falta total de voluntad por parte del Sr. presidente, Andrés Manuel López Obrador, para propiciar un diálogo abierto, claro y transparente con las partes involucradas, sin que se garanticen soluciones viables y consensuadas con todos los actores, provocando el vaciado de agua, casi total, de las presas El Granero, Las Vírgenes y La Boquilla.

Lamentamos que, para ejecutar sus amenazantes decisiones, haya enviado a la zona de conflicto miles de elementos de la Guardia Nacional, que no tienen competencia en materia de administración del agua y solamente polarizan la ya complicada situación. 

Además, el reprobable y trágico suceso en el cual perdió la vida la honorable ciudadana Jessica Silva Zamarripa, presumiblemente por el uso excesivo de la fuerza por parte de la Guardia Nacional en contra de ella y su esposo quien quedó herido de gravedad. 

EXPRESAMOS nuestro total y absoluto desacuerdo en que Chihuahua sea convertida en una zona de guerra contra ciudadanos de bien, generadores de productos de consumo básico para la región y el país, quienes permanecen en la incertidumbre por el daño económico y el riesgo inminente a su seguridad e integridad.

Nuestra empatía con los ciudadanos de la región centro-sur por su determinación para defender sus derechos de forma pacífica, pero a la vez enérgica, dando muestra fiel de la nobleza y valentía que caracteriza a los chihuahuenses. 

Nuestra solidaridad, con la familia Torres Silva, por el lamentable deceso de Jessica y por las graves lesiones provocadas a Jaime, su esposo. 

EXIGIMOS al sr. presidente de la República, gire instrucciones inmediatas para el retiro de la Guardia Nacional de la zona de conflicto, donde a todas luces son innecesarias. 

Ordene la presencia inmediata en la zona de conflicto de la titular de la Comisión Nacional del Agua, Blanca Jiménez Cisneros, para que en el ámbito de su competencia solucione, en definitiva y de forma favorable, la crisis. 

También, gire instrucciones a representantes de Gobernación, Relaciones Exteriores y demás secretarías relacionadas, para que establezcan mesas de diálogo y se regenere la paz, el trabajo arduo y la sana convivencia en la región. 

A las autoridades estatales y federales correspondientes, esclarezcan los hechos y hagan justicia, sentenciando de forma ejemplar a los responsables de la muerte de la Sra. Jessica Silva, para lo cual daremos seguimiento al proceso judicial hasta su debida conclusión. 

Finalmente, exigimos a las autoridades federales evitar a toda costa actos intimidatorios, por diversas vías, en contra de líderes agricultores, campesinos, autoridades gubernamentales, así como líderes sociales y exrepresentantes de gobierno, quienes luchan legítimamente por defender el agua de nuestro estado.